elecciones 2016
Un micrófono de CNN es visto el 22 de noviembre de 2016, frente a la torre de Trump en Nueva York (EE.UU.). (EFE / JUSTIN LANE)

Washington, 27 nov (EFEUSA).- Tras las elecciones del pasado 8 de noviembre, los estadounidenses creen que se encuentran más divididos que nunca y se muestran insatisfechos con la marcha de la democracia en el país, según una encuesta divulgada hoy.

El sondeo, realizado por la cadena CNN y la empresa ORC, asegura que más de ocho de cada diez estadounidenses (85 %) ven que el país está dividido más profundamente respecto a los principales asuntos que en los pasados años, y más de la mitad (58 %) están descontentos con el modo en que está funcionando la democracia.

Asimismo, un 49 % de los encuestados cree que es bueno para el país que los republicanos pasen a ocupar la Casa Blanca, con el magnate Donal Trump, además de controlar ambas cámaras del Congreso, igual porcentaje que los que opinan lo contrario.

Sin embargo, una amplia mayoría del 79 % cree que los republicanos deberían tener en cuenta las propuestas de la oposición demócrata a la hora de aprobar leyes en el Congreso.

Respecto al proceso electoral, un 51 % de los estadounidenses dijo que la Constitución debería reformarse de manera que la Presidencia vaya a parar al candidato que obtenga el mayor número de votos en el país, frente a un 44 % que se mostró a favor de mantener el actual sistema de colegios electorales.

El candidato republicano, Donald Trump, se impuso en las elecciones debido al sistema del Colegio Electoral en el que cada estado adjudica al ganador de la demarcación territorial un número de compromisarios estimado conforme a su peso demográfico y equivalente al número de sus representantes en el Congreso.


Advertisement

Sin embargo, la candidata demócrata, Hillary Clinton, le superó en dos millones de votos, al obtener 64,22 millones, frente a los 62,21 millones del empresario, lo que sitúa el porcentaje total de votos en 48,1 % para la ex secretaria de Estado y 46,6 % para su rival republicano.

Por ello, según la encuesta, menos de la mitad (40 %) considera que la victoria de Trump significa que el empresario tiene el mandato de cumplir únicamente la agenda que apoyan sus partidarios, mientras que el 53 % considera que como no ganó la votación popular, debería apoyarse en una agenda que pueda atraer nuevos partidarios.

Así mismo, tras la inesperada pérdida de las elecciones, ya que la mayoría de las encuestas daban como favorita a Hillary Clinton, un mayor número de demócratas se mostró insatisfecho con el modo en que la democracia está funcionando en el país.

Así, un 63 % de los demócratas, frente a un 47 % de los republicanos expresaron su insatisfacción, con los mayores niveles de disgusto entre los evangélicos blancos (60 %), los habitantes de las zonas rurales (62 %) y los blancos de menor educación (61 %), que fueron los grupos que más apoyaron la candidatura de Trump.

La encuesta se realizó con llamadas telefónicas a 1.003 adultos entre el 17 y el 20 de noviembre y su margen de error es de 3 puntos porcentuales. EFEUSA