Los Ángeles, 2 feb (EFEUSA).- Una propuesta del Gobierno federal que propone cambiar el sistema de Medicare por un "programa de cupones" podría afectar el servicio a millones de beneficiarios actuales y futuros, incluyendo a muchos hispanos, explicó hoy una organización que atiende las necesidades e intereses de las personas mayores de 50 años.

La organización sin ánimo de lucro AARP (American Association for Real Possibilities) advirtió que actualmente hay una propuesta del Congreso que busca "convertir a Medicare en un sistema de vales (cupones) que aumentaría drásticamente los costos del cuidado de la salud"

"En California, 5 millones de personas actualmente dependen de este programa (Medicare) y 7 millones de personas van a estar en riesgo de perder estos beneficios", destacó hoy en entrevista con Efe Hilda Delgado, gerente de comunicaciones para AARP en California.

"Quieren crear un sistema de vales y dejar los beneficios de Medicare en manos de las aseguradoras de salud", agregó.

Un análisis elaborado por el Instituto de Política Pública de AARP, señaló que "bajo el sistema de subsidios de primas, el Gobierno federal reemplazaría el paquete de beneficios garantizados de las personas con Medicare por una cantidad de dinero fija o 'contribución definida' que las personas aplicarían a su cobertura médica".


Advertisement

Ese cambio, aclara el análisis, "podría acabar con la promesa de un conjunto de beneficios de Medicare garantizados" y perjudicaría a los beneficiarios más pobres, recortándoles servicios.

Por ello, AARP inició esta semana una campaña para invitar a todos los interesados "a que contacten a sus legisladores (federales) para que rechacen este sistema de vales".

"Les urgimos para que mantengan provisiones en la ley actual que han fortalecido la perspectiva fiscal de Medicare sin trasladar costos a los beneficiarios o recortar beneficios", pidió Jo Ann C. Jenkins, directora ejecutiva de AARP, en una carta enviada a los legisladores esta semana.

"Queremos crear conciencia de que esto está sucediendo, para que la gente se comunique con sus representantes legislativos en el congreso", concluyó Delgado.

Según el reporte de la organización, además de los 5 millones de jubilados que se benefician de Medicare en California, hay más de 7,2 millones de trabajadores entre los 50 y los 64 años que aportan al programa y que podrían ver afectados sus beneficios médicos al jubilarse.

La población de latinos mayores de 50 años en California crecerá del 21 % que tenía en 2015 a 44 % en 2035, según datos de la Tesorería Estatal. EFEUSA