La posición del perrito estimula el punto "G"
La posición del perrito estimula el punto "G" (Agenica El Universal)

MÉXICO, DF., agosto 17 (EL UNIVERSAL).- Bien dicen que en la guerra, en el amor y en la cama todo se vale, o al menos eso opinan los sexólogos, quienes añaden que para que así sea es indispensable que los involucrados estén de acuerdo en lo que buscan compartir.

Por eso aquí les presentamos la muy esperada lista, publicada por el blog 20minutos.es, sobre las posiciones sexuales preferidas por los hombres y por las mujeres. Ahora sí podemos decir que caras vemos, intimidades ya sabemos.

Ellos quieren...

Las damas que quieran tener contentos a sus hombres, no dejen de leer que es lo que prefieren a la hora del amor:

1. Amazona al revés

El hombre debe acostarse boca arriba y la mujer se sentará sobre él dándole la espalda, por ello es de las preferidas por los varones, pues les fascina ver a su mujer de espaldas durante el acto sexual.

Como las manos están libres, ambos pueden acariciar las zonas erógenas de su pareja. Algunos hombres que tienen problemas de eyaculación, encuentran en esta postura una ayuda eficaz.

2. Al borde de la cama

También conocida como la posición del deleite, debido a que la pareja puede verse a los ojos y besarse en todo momento. La mujer debe colocarse al borde de la cama o una silla, él se arrodilla frente a ella y la abraza fuertemente por la espalda, mientras que ella envuelve el cuerpo de su compañero con sus piernas.


Advertisement

Sus ventajas es que no resulta cansada para ninguno de los dos, además hay una óptima penetración y amplitud de movimientos pélvicos. Su éxito depende, en gran parte, de la altura del soporte sobre el que se apoye la mujer.

3. Loto

El hombre debe sentarse sobre la cama con las piernas cruzadas, mientras que ella se sentará de frente, en su regazo, sujetando la cintura de él con las piernas.

Lo bueno de esta postura es que el hombre puede alcanzar los senos de su mujer y que hay muy buena estimulación para lograr el orgasmo femenino.

Y su inconveniente es que la estimulación del hombre es limitada, aunque esto resultaría efectivo para los caballeros que padezcan eyaculación precoz.

4. La carretilla

Al borde de la cama y con los antebrazos apoyados, la mujer se dispone a ser levantada de las piernas por el hombre, quien de pie detrás de ella, la sostiene fuerte de los muslos.

El estímulo y placer se concentran en los genitales de ambos, pero es el hombre quien lleva el ritmo atrayendo el cuerpo de ella hacia el suyo.

La variedad de movimientos y sensaciones que permite la postura es asombrosa: circulares, ascendentes y descendentes, con las piernas de ella más cerradas o bien abiertas.

5. La bailarina

Los dos deben estar de pie, cara a cara, mientras ella levanta una pierna para abrazar la cadera de su pareja.

Para hacer más sencilla la posición se recomienda que ella se recargue en la pared y si es mucho más chaparrita que él, puede poner un cajón, de manera que las pelvis queden a la misma altura.

En esta postura la penetración no es tan profunda, pero se pueden dar besos en todo el rostro, el cuello y las orejas, tres puntos erógenos por excelencia.

Lo que les gusta a ellas

Las mujeres también votaron por sus posiciones preferidas. Así que ahora toca el turno a los caballeros de tomar nota, para complacer a sus mujercitas:

1. Misionero

Es la postura más clásica, pero es de las favoritas entre las damas por que es sencilla y cómoda. La mujer permanece acostada boca abajo, mientras el hombre se recuesta sobre ella. Aquí el caballero es quien hace todo el trabajo y quien lleva el control del acto sexual.

Una variación para lograr mayor placer es que ella doble una o ambas rodillas o incluso puede abrazar la cadera de su pareja con sus piernas.

Su nombre proviene de los tiempos de los conquistadores españoles en América, cuando los misioneros enseñaron esta postura para el coito a los indígenas.

2. Boca abajo

Esta posición es como el misionero pero invertido. Ella debe recostarse boca abajo y él, en la misma forma, encima de su pareja. Para lograr mayor placer, la mujer puede colocar una almohada en su vientre o levantarse con los codos.

Es una posición muy tierna para ellas porque mientras se entregan al deseo, su pareja puede decirle cosaslindas al oído o besarle el cuello.

3. Sentados

El hombre se sienta en una silla y la mujer lo hace de frente a él. Esta postura es muy confortable e íntima, además facilita una buena penetración y ofrece gran amplitud de movimientos verticales. Es la ideal para hacer el amor en la oficina, el coche u otro lugar público.

Lo malo para ellos es que no pueden moverse ampliamente, ya que la mujer es la que lleva el control del acto sexual, por eso está entre sus preferidas.

Una de sus variantes es que la mujer se siente pero de espaldas a su pareja y, para obtener mayor placer, ella puede inclinar su cuerpo hacia adelante, como si quisiera tocar el piso con las manos.

4. De cucharita

Su nombre proviene de la forma en que se colocan los cuerpos, pues pareciera que son dos cucharas empalmadas. Ambos deben acostarse de lado en posición fetal, el hombre puede sujetar a la mujer del viente o acariciarle los senos.

Es una postura muy dulce y relajante que posibilita las caricias y favorece la intimidad de la pareja. Y cuando terminen pueden quedarse así abrazados para dormir o volver a comenzar.

Para que ella alcance el orgasmo más rápidamente puede guiar la mano de su pareja por todo su cuerpo, para enseñarle qué caricias le gustan.

5. Abrazo total

Para esta postura ambos deben estar de pie frente a frente. Ella trepa a su compañero por los hombros y abraza su cuerpo con las piernas. Él la toma de los glúteos y la atrae a su cuerpo.

El abrazo total es parte de un sexo pasional y creativo, en el que el contacto corporal es muy completo. El ritmo del acto puede ser de dos maneras: de arriba hacia abajo o de atrás para adelante, dependiendo de la intensidad de placer que ambos experimenten con cada opción.

El inconveniente es que él debe aguantar a la mujer, ya que en todo momento la está cargando.

La más votada

Y la reina de la lista de posiciones es la conocida como de perrito, ojo: no por eso es la mejor, pues ya sabemos que no hay una perfecta, cada pareja elegirá la que prefiera, dependiendo de sus gustos, necesidades y del momento.

Es de las posturas favoritas porque tiene una connotación animal tremenda, que a su vez conlleva a varias fantasías sexuales. Para ciertas mujeres proporciona la mejor estimulación del punto G, que la hace alcanzar grandes orgasmos.