Las causas para la progresiva desaparicion de las abejas son varias; pero una de las principales es el uso de pesticidas como el Clothianidin.
Las causas para la progresiva desaparicion de las abejas son varias; pero una de las principales es el uso de pesticidas como el Clothianidin. (EFE)

Las abejas, desde su aparición en la tierra, han contribuido no solo a la polinización de las plantas, sino al aumento de la variedad en la biodiversidad terrestre del mundo vegetal.

Gracias a estos humildes insectos, se producen en la naturaleza la tercera parte de los alimentos humanos consumidos por humanos.

Sin embargo, desde 1972 hasta la fecha, hubo una reducción dramática en la población de abejas en todo el mundo. Hoy en día, la abeja no domesticada esta casi ausente en los Estados Unidos.

Pero, ¿Qué hace que un insecto tan elemental para la naturaleza desaparezca gradualmente?

Factores como la urbanización, los pesticidas, los insectos depredadores, etc., han generado lo que desde el 2006 se conoce como el "Desorden del Colapso en la Colonia". Fue en ese año cuando se incrementó la proporción en la desaparición del insecto.

Un grupo de científicos encontró en el 2010 que los culpables podrían ser una combinación de hongos y virus.

Se ha descubierto también que el etanol generado por la fermentación de frutas y químicos hechos por el hombre intoxican colonias de abejas.

Pero los factores que más influyen para que este benéfico insecto esté desapareciendo tan drásticamente son mayormente humanos.

El hecho de que en la actualidad existen campos industriales de cultivo gigantescos que limitan la variedad en el tipo de plantas que las abejas pueden polinizar es una de las causas principales. Estos las hacen tener que viajar grandes distancias para obtener el polen necesario para su supervivencia.

Aunado a esto, otras causas de su desaparición, son el uso de pesticidas e insecticidas, los cuales, intentando acabar con mosquitos, palomillas y otras plagas, terminan envenenando también a las abejas.

Pesticidas como el Clothianidin de la empresa Bayer, merman el sentido de orientación en las abejas, por lo cual, estas son incapaces de volver al panal y terminan muriendo de agotamiento según han dado a saber estudios publicados en el boletín de la Agencia de Protección al Consumidor en Alemania en el 2008.

En la actualidad, activistas están tratando de prohibir el uso de Clothianidin en suelo estadounidense para ayudar a la recuperación de las colmenas en todo el país. Tan solo en EE. UU., el 90% de las abejas domesticas ha desaparecido ya.

La alarma creada por tal desaparición en todo el mundo ya ha llevado a países europeos como Alemania y Francia a tomar acción en el asunto prohibiendo dicho pesticida.

Lógicamente, en estos países, la población de abejas ha incrementado nuevamente después de haber sacado Clothianidin del mercado.

Una mujer llamada Susan Mariner, usando el portal www.change.org, está intentando hacer que la EPA impida que se siga utilizando dicho pesticida en los campos de cultivo norteamericanos.

Cualquiera que quiera apoyar su causa, no tiene más que ser ciudadano y firmar la petición en el enlace en change.org

Mándenos sus comentarios a rmsandoval@live.com