Washington, 5 oct (EFEUSA).- El presidente, Barack Obama, afirmó hoy que el huracán Matthew es "una tormenta grave" que tendrá un "impacto significativo en Florida", e instó a los ciudadanos de ese estado y la costa atlántica estadounidense a prepararse para su paso y obedecer las órdenes de evacuación si las reciben.

"Quiero enfatizar al público que esta es una tormenta grave. Confiamos en que ocurra lo mejor, pero queremos prepararnos para lo peor", dijo Obama en declaraciones a la prensa, después de reunirse con varios miembros de su Gobierno para conversar sobre los preparativos para el paso del huracán.

Según el boletín de las 11.00 hora local (15.00 GMT) del Centro Nacional de Huracanes (CNH), el huracán, que actualmente está en la categoría 3 de la escala de Saffir Simpson, se situará "muy cerca de la costa este de Florida el jueves por la tarde". EFEUSA

Gobernador insta a floridanos a prepararse para lo peor con Matthew

Miami, 5 oct (EFEUSA).- El gobernador Rick Scott instó hoy a los floridanos a prepararse para lo peor en relación al huracán Matthew y advirtió de que si "impacta de manera directa" en el estado producirá una "destrucción generalizada".

"Es una tormenta letal la que se aproxima a nuestro estado", dijo Scott en una de las alocuciones que tiene previsto dar hoy para concienciar a los floridanos del peligro que representa Matthew, cuyos efectos empezarán a sentirse en Florida en unas 24 horas.


Advertisement

Según el boletín de las 11 am del Centro Nacional de Huracanes (NHC), el huracán, que actualmente está en la categoría 3 de la escala de Saffir Simpson, pero llegó ser de 5, la máxima, se situará "muy cerca de la costa este de Florida el jueves por la tarde".

Todavía no está determinado si Matthew tocará tierra en Florida, pero si está claro que su ojo va a bordear la costa este del estado en su camino hacia el norte, tras haber afectado al noreste de Colombia y el noroeste de Venezuela, Haití, República Dominicana, Jamaica, Cuba y las Bahamas.

"No debemos enfocarnos en la trayectoria pronosticada. Debemos pensar en si toca tierra y en qué vamos a hacer en ese caso", dijo el gobernador, quien desde el lunes, cuando declaró a toda Florida en estado de emergencia, viene insistiendo en la necesidad de estar preparados para un "impacto directo" aunque finalmente no ocurra.

"Tanto si impacta directamente como si no, será devastador. No puedo dejar de enfatizar en que todo el mundo debe prepararse para un impacto directo. Prepárense para eso", subrayó.

El NHC prevé acumulaciones de agua desde 4 pulgadas a un máximo de 10 en algunas zonas (de 10 a 25 centímetros) en la costa este de la parte central de Florida, y de 1 a 5 (de 2,5 a 12 centímetros) en los Cayos, la parte más meridional del estado.

El nivel del mar puede aumentar hasta 5 pies (1,52 metros) en zonas costeras del centro de Florida.

El gobernador instó a los residentes en zonas inundables o muy expuestas a los vientos y las mareas a trasladarse cuanto antes a otros lugares.

Ya se están haciendo evacuaciones de residentes en el condado de Brevard, al que más se acercará el ojo de Matthew según algunas proyecciones, así como el de Santa Lucía.

En las islas Barrier la evacuación es obligatoria y va a comenzar a las 3 pm EDT.

En otras zonas del estado, como en Tampa, que está situada en la costa oeste, se están repartiendo sacos de arena, al igual que en el condado de Orange, donde se asienta la ciudad de Orlando, para crear defensas contra el agua.

En los condados de la costa este de Florida las escuelas cerrarán el jueves y viernes debido a Matthew, al igual que muchas oficinas y establecimientos. EFEUSA