Washington, 5 oct (EFE).- El enviado de EEUU para el proceso de paz, el diplomático Bernie Aronson, se encuentra en La Habana a petición de las partes con el fin de apoyar el trabajo del Gobierno colombiano sobre el acuerdo de paz con la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Fuentes estadounidenses confirmaron hoy a Efe que Aronson ya está en la capital cubana, después de que el secretario de Estado, John Kerry, informara al presidente colombiano, Juan Manuel Santos, de que su enviado especial viajaría a La Habana "a petición de los negociadores de paz, para apoyar su trabajo".

El portavoz del Departamento de Estado, John Kirby, anunció la conversación entre los dos líderes, que tuvo lugar este martes, e indicó que Kerry reafirmó a Santos "el apoyo de Estados Unidos a Colombia en su búsqueda de la paz y la prosperidad democrática para todos los colombianos".

El presidente, Barack Obama, ha apoyado con contundencia las negociaciones de paz entre el Gobierno colombiano y las FARC, y por eso incluso nombró a Aronson como enviado especial para dar seguimiento al proceso.

Durante la llamada, Kerry confirmó a Santos que el enviado especial para la paz de Estados Unidos "viajará a La Habana a petición de los negociadores para apoyar el trabajo de Colombia para lograr una paz duradera".


Advertisement

"El secretario (Kerry) expresó su apoyo al llamado que hizo el presidente Santos para conseguir una unidad de esfuerzos en un diálogo inclusivo como paso siguiente para lograr una paz justa y duradera", detalló Kirby.

Además, Kerry dio la bienvenida a las declaraciones de "compromiso con la paz y apertura al diálogo" del líder de las FARC, Rodrigo Londoño y del expresidente Álvaro Uribe, dirigente del opositor partido Centro Democrático, que encabezó la campaña por el "no" en el plebiscito sobre el acuerdo de paz.

No obstante, reconoció que Colombia deberá de tomar "decisiones difíciles" tras el triunfo del "no" en el plebiscito del domingo.

Concretamente, el "no" al acuerdo de paz firmado entre el Gobierno de Santos y la guerrilla de las FARC se impuso en el plebiscito con el 50,21 % de los votos, frente al 49,78 % del "sí", en una jornada en la que la abstención fue del 62,57 %.

Estados Unidos, por su parte, seguirá ofreciendo el apoyo que ha venido dando hasta ahora al país suramericano, incluido el compromiso con el plan de ayuda bautizado como "Paz Colombia", según detalló el portavoz de la diplomacia estadounidense.

El acuerdo de paz alcanzado entre el Gobierno colombiano y las FARC tras casi cuatro años de negociaciones en Cuba ha quedado en el el limbo con la victoria del "no" el pasado domingo.

Santos anunció este martes que el alto el fuego con las FARC, en vigor desde el pasado 29 de agosto, se mantendrá hasta el 31 de octubre a la espera de los consensos que se puedan alcanzar en el país tras el triunfo del "no" en el plebiscito.

El jefe de la delegación negociadora del Gobierno de Colombia, Humberto de la Calle, y el negociador plenipotenciario Sergio Jaramillo están en La Habana desde el lunes siguiendo las ordenes del presidente Santos, quien pidió que las FARC sean informadas de los próximos pasos que dará el Ejecutivo de cara a abrir un diálogo nacional.

Hasta el momento, las partes no han difundido ninguna información sobre sus nuevas conversaciones en la capital cubana. EFEUSA