Miami, 10 oct (EFEUSA).- Al menos diez personas han muerto debido a las inundaciones en Carolina del Norte provocadas por el paso del huracán Matthew, que ha dejado una veintena de muertes en el país desde su llegada el jueves pasado a la costa sureste de Florida.

El gobernador de Carolina del Norte, Pat McCrory, informó hoy de que diez personas murieron en ese estado y que por lo menos otras cinco permanecen desaparecidas y 1.500 están varadas a causa de las inundaciones.

McCrory precisó que una de las víctimas fue arrastrada con su vehículo por las aguas en el condado de Johnson y que centenares esperan ser rescatadas en el condado de Lumberton, algunas de ellas en los tejados de sus casas.

El gobernador aseguró que la prioridad es evacuar a estas personas y pidió precaución a los residentes a la hora de transitar por zonas inundadas en sus vehículos, al recordarles que aún hay varias vías y autopistas cerradas debido a las inundaciones provocadas por Matthew.

El gobernador McCrory señaló además que la Administración Federal de Aviación (FAA) ha ordenado restricciones de vuelo sobre la zona inundada para permitir a los helicópteros el rescate de personas.

El gobernador además alertó de la posibilidad de nuevas inundaciones debido a la creciente de varios ríos alimentados por la marejada ciclónica ocasionada por el huracán.

Señaló que esta situación incrementaría los cortes de energía, que mantienen a por lo menos 500.000 clientes sin el servicio eléctrico.


Advertisement

Matthew ha causado centenares de muertes, principalmente en la empobrecida Haití, torrenciales aguaceros, fuertes vientos e inundaciones y marejadas ciclónicas a su paso por el Caribe y la costa sureste de Estados Unidos.

Ya convertido en ciclón posttropical, Matthew siguió barriendo con fuerza este domingo las costas de Carolina del Norte, después de haber recorrido las de Florida, Georgia y Carolina del Sur, donde dejó al menos una decena de muertos.

Por su parte, el gobernador de Florida, Rick Scott, activó hoy un programa oficial de préstamos de emergencia para ayudar a los pequeños empresarios damnificados por el paso de Matthew.

"Pese a que los floridanos a lo largo del estado hicieron todo lo posible para prepararse para el huracán, se trató de una tormenta masiva y devastadora que causó graves daños en todo el estado", aseguró Scott en un comunicado de prensa. EFEUSA