México, 12 oct (EFEUSA).- Juan Pablo Castañón, presidente del Consejo Coordinador Empresarial, la patronal mexicana, alertó hoy sobre los problemas de corrupción, pobreza, desigualdad, carencias de Estado de derecho y creciente inseguridad en el país, durante una conferencia en la Cámara Española de Comercio en México.

Castañón, nieto y bisnieto de españoles, indicó que México tiene "enormes retos en materia de Estado de derecho, corrupción e impunidad", así como "problemas agudos de inseguridad pública y debilidad institucional en varias zonas" del país.

La situación ha empeorado de tal modo que "los organismos del sector empresarial" de todo el país pretenden realizar en las próximas horas una "declaración conjunta" sobre "los retos en materia de seguridad" en México y para "exigir una mayor coordinación" entre las autoridades nacionales y locales.

"En el país hemos tenido en los últimos meses un incremento sustancial del crimen no solo organizado en materia de seguridad sino robo de vehículos, de mercancías, levantamientos, linchamientos manifestaciones públicas", denunció.

A eso se suma "la falta de credibilidad institucional en algunas zonas del país, lo que nos lleva a la ingobernabilidad" y a casos como el de "un presidente municipal en Chiapas (uno de los estados más pobres del sur mexicano) que lincharon y mataron porque no repartió el dinero que había ofrecido en la campaña".


Advertisement

Las palabras de Castañón se producen tras la proliferación de casos de violencia e inseguridad y el mismo día en que el gobernador Javier Duarte, una de las autoridades más cuestionadas por casos vinculados a la violencia y corrupción en el territorio que gobierna, anunciaba que abandona su cargo 48 días antes de concluir su mandato para atender a las denuncias de las que es objeto.

Duarte, al que el Partido Revolucionario Institucional (PRI) le suspendió sus derechos partidarios en septiembre -un paso previo a la expulsión-, ha sido señalado por presuntos actos de corrupción durante su gestión y por intentar "blindarse" al impulsar una estructura anticorrupción con allegados suyos en puestos clave, plan al que tuvo que dar marcha atrás.

Castañón remarcó que en el sistema político mexicano hay "retos de ineficiencia, no solo en la captación fiscal, que ha ido muy bien, sino en la distribución del ingreso".

Además, en el país hay "estados que crecen al 8, al 10 e incluso el 12 por ciento algunos de los últimos años, como Aguascalientes, Guanajuato, Querétaro, San Luis Potosí o Zacatecas" y otros "con severos problemas de recesión".

El crecimiento promedio para el país se sitúa en 2,1 % para este año y 2,4 % para el próximo, pronosticó, pero Estados Unidos, el principal socio comercial de México, "acaba de tener un ajuste para una expectativa de crecimiento del 1,6 %", recordó.

"En el sector empresarial estamos convencidos de que en momentos de quiebre como en el que México está, y donde estamos dudando en la conversación pública de si las decisiones políticas en cuanto a apertura, modernización son las correctas, este es el modelo económico más adecuado", afirmó en defensa de las reformas estructurales del presidente Enrique Peña Nieto.

El titular del CCE le dijo "no al populismo, que nos puede llevar a salidas fáciles" y reiteró la necesidad de tener un "Estado de derecho, justicia y gobernabilidad democrática, que la impunidad sea realmente una excepción y se salvaguarde la seguridad pública del país". EFEUSA