Washington, 25 oct (EFEUSA).- Tres representantes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) harán en noviembre la primera visita de su mecanismo de seguimiento al caso de los 43 estudiantes de Ayotzinapa desaparecidos en 2014, con el que buscan evaluar la investigación del suceso y la atención a las víctimas.

En un comunicado, la CIDH anunció la primera visita de ese mecanismo, acordado el pasado julio entre la Comisión, el Gobierno mexicano y los representantes de los familiares de los desaparecidos para seguir esclareciendo los detalles de ese suceso que conmocionó a México en septiembre de 2014.

La visita se producirá del 9 al 12 de noviembre y tendrá paradas tanto en la Ciudad de México como en Ayotzinapa, a donde acudirán el secretario ejecutivo de la CIDH, el brasileño Paulo Abrão; el presidente de la Comisión, el estadounidense James Cavallaro, y el relator del organismo para México, el colombiano Enrique Gil Botero.

Durante esa visita, Abrão, Cavallaro y Botero presentarán en público el plan de trabajo del mecanismo, que "tendrá una duración de 12 meses e incluirá labores de recopilación de información y documentación sobre el caso", indicó la CIDH.

"El plan también incluirá la frecuencia con que se pretende realizar las visitas regulares a México y por el tiempo que resulte necesario para la labor del Mecanismo", añadió el organismo.


Advertisement

El Gobierno mexicano aseguró en julio que la actuación del mecanismo sería indefinida en el tiempo, con lo que terminaría solo si la Comisión levantara las cuatro medidas cautelares que dictó en 2014 sobre el caso de Ayotzinapa, y que exigen al Estado avanzar en la investigación y asistir a las víctimas, entre otras cosas.

El equipo de la CIDH también hará "reuniones bilaterales con actores clave para garantizar su funcionamiento" y mantendrá "un encuentro con los familiares de las víctimas en Ayotzinapa" para explicarles "sus funciones y metodologías en el marco de la verificación del cumplimiento de las recomendaciones" del GIEI, según el comunicado.

El pasado abril acabó el mandato del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), nombrado por la Comisión para evaluar la investigación sobre este caso y que acusó al Gobierno mexicano de obstaculizar su trabajo.

El mecanismo que visitará ahora México busca fomentar el cumplimiento de las recomendaciones de ese GIEI y marca una nueva etapa en la relación de la CIDH con el caso de Ayotzinapa.

"La CIDH tiene expectativa de que las recomendaciones del GIEI sean debidamente cumplidas y el Mecanismo sirve para dar seguimiento al progreso en la implementación de las mismas", dijo el presidente de la CIDH, James Cavallaro, en el comunicado.

El coordinador del mecanismo es el comisionado Gil Botero, que hoy instó a implementar las recomendaciones "con celeridad" y "tener en cuenta la centralidad de los derechos de las víctimas".

"Buscamos la integral colaboración de las autoridades nacionales y locales, de todos los poderes del Estado", afirmó Gil Botero en el comunicado.

Según la versión oficial de lo ocurrido en septiembre de 2014, los 43 estudiantes de la escuela para maestros de Ayotzinapa fueron detenidos por policías y entregados a miembros del cártel Guerreros Unidos, quienes asesinaron y quemaron sus restos en un basurero.

Esta teoría ha sido puesta en duda por organismos internacionales como los expertos del GIEI nombrados por la CIDH, que tras meses colaborando en el caso presentaron en abril un informe donde denunciaron graves fallos en las investigaciones. EFEUSA