Tucson (AZ), 27 oct (EFEUSA).- El alguacil del condado de Maricopa, Joe Arpaio, solicitó que el juez federal Murray Snow, quien preside el juicio por perfil racial en su contra, se retire del caso, así como del monitor independiente encargado de supervisar que se apliquen los cambios y políticas ordenadas por la corte.

Los abogados de Arpaio consideran que Snow no puede seguir en el caso ya que, aseguran, ha llevado a cabo una serie de reuniones privadas y sin que se tenga registro de ellas con el monitor para hablar del caso, informó anoche la Oficina del Alguacil del Condado de Maricopa en un comunicado.

Los representantes de Arpaio, así como el equipo legal que representa a su mano derecha, el alguacil en jefe, Gerard Sheridan, y el teniente Joseph Sousa, afirman que este tipo de reuniones violan la ley federal, el código de conducta de un juez federal y el derecho que tienen los acusados a tener un proceso legal justo.

Los abogados pidieron además que se les facilite más información sobre estas supuestas reuniones entre el juez y el monitor independiente.

Esta no es la primera vez que el equipo legal solicita que Snow se retire del caso. En mayo de 2015 hicieron lo propio al considerar que el magistrado había dejado de ser imparcial después que el mismo Arpaio admitiera haber mandando investigar comentarios hechos por la esposa del juez.


Advertisement

Sin embargo, Snow rechazó esta solicitud y continuó con el caso.

La actual petición se presenta días después de que oficialmente se presentaran cargos criminales en contra de Arpaio por desacato a las órdenes del juez Snow en el caso civil de perfil racial en su contra.

Snow recomendó que se presentaran cargos criminales en contra de Arpaio al determinar que, de manera intencionada, desobedeció sus órdenes de terminar con sus operativos donde aplicaba leyes de inmigración.

En caso de ser declarado culpable de los cargos criminales, Arpaio enfrenta una sentencia de hasta seis meses de prisión.

Arpaio respondió a estos cargos criminales al asegurar que se encuentra bajo "ataque" de la Administración del presidente, Barack Obama.

En su opinión, no es coincidencia que estos cargos se presentasen el mismo día en que se inició la votación temprana en Arizona de las elecciones del 8 de noviembre en la que busca su reelección en el cargo. EFEUSA