Nueva York, 3 nov (EFEUSA).- La fiscalía general de Nueva York así como la Policía investigan la muerte de un latino en El Bronx tras recibir dos descargas de una Taser de un parte de un agente que pretendía neutralizarlo al comportarse con violencia.

Según el diario Daily News, el agente usó la Taser para ponerlo bajo control después de que amenazara a la policía con una botella de cristal.

Las fuerzas se encontraban en el lugar en respuesta a una llamada a la policía denunciando el comportamiento violento del hombre, identificado como Galarza.

Tras la primera descarga, el hombre cayó al suelo pero poco después se puso de pie e intentó pelear con los policías por lo que el sargento volvió a usar el Taser, lo que le causó el paro cardíaco, indica el periódico.

Los oficiales le dieron los primeros auxilios y luego fue llevado por paramédicos a un hospital, donde murió.

Su familia ha pedido una investigación del incidente asegurando que no estaba perturbado psicológicamente.

La policía inició una investigación y la fiscalía, que había enviado personal al lugar del incidente, evalúa lo ocurrido para determinar si también realiza una a tono con la orden ejecutiva del gobernador Andrew Cuomo que le autoriza a hacer una investigación cuando un civil muera a manos de un oficial.

El incidente ocurre dos semanas después de que una mujer, Deborah Danner, de 66 años y que sufría de esquizofrenia, murió cuando un policía, a quien presuntamente intentó agredir con un bate, le disparó.


Advertisement

La policía había acudido a su hogar tras recibir una llamada acerca de una persona que estaba mentalmente perturbada. EFEUSA