Vista del exterior del Congreso con la cúpula del Capitolio
Vista del exterior del Congreso con la cúpula del Capitolio tras la finalización de los trabajos de restauración en Washington, Estados Unidos hoy 15 de noviembre de 2016. Las obras, que han durado dos años han reparado las más de mil grietas de la obra construida hace 150 años y que llevaba sin renovarse más de medio siglo, pues la última vez que se emprendió su restauración fue entre 1959 y 1960, y desde entonces ha acumulado diferentes desperfectos en sus 9 millones de toneladas de estructura. (EFE/Shawn Thew)

Washington, 15 nov (EFEUSA).- El presidente de la Cámara de Representantes, el republicano Paul Ryan, fue hoy reelegido por sus correligionarios para continuar en el cargo a partir del próximo enero, cuando se conformará la nueva sesión del Legislativo.

Los conservadores eligieron a Ryan para ser su presidente en la Cámara Baja de manera unánime, según indicó la bancada en su cuenta oficial de Twitter.

"Es un tremendo honor ser nombrado por mis colegas para servir como presidente de la Cámara. Ahora es tiempo de trabajar a lo grande", dijo Ryan en la misma red social, minutos después de conocerse el resultado.

La continuidad de Ryan como presidente de la Cámara Baja se confirmará formalmente en enero, cuando se someta su cargo a la votación de los legisladores.

Deberá ganar entonces al menos 218 votos, lo que previsiblemente será un mero trámite dada la amplia mayoría con la que cuentan los conservadores.

Con los resultados de algunos asientos aún pendientes tras los comicios legislativos que también se celebraron el 8 de noviembre, los republicanos tendrán al menos 239 escaños, dejando un margen relativamente amplio para disentir en sus filas.

La aprobación de Ryan pone fin a los rumores de una posible división interna tras la victoria del magnate Donald Trump en las elecciones presidenciales, pero aún así no será un camino fácil para el congresista.


Advertisement

El legislador por Wisconsin, más ligado a la vieja guardia del partido, tendrá que lidiar con Stephen Bannon, un ultraconservador y supremacista blanco al que Trump ha nombrado como su principal estratega, y quien durante años ha sido un duro crítico de Ryan.

En una rueda de prensa previa a su reelección, Ryan prometió hoy que el presidente electo y el liderazgo del Congreso -dominado por su partido- trabajarán unidos y supondrán "un mejor camino" y "mejores días por llegar" para el país.

"Bienvenidos al amanecer de un nuevo gobierno republicano unificado", afirmó Ryan hoy en la primera rueda de prensa del liderazgo de la Cámara Baja, tras su vuelta al trabajo después del receso electoral.

Por su parte, los demócratas retrasaron hoy la votación sobre el liderazgo de su bancada en la Cámara Baja hasta el 30 de noviembre, dándose un tiempo para reflexionar sobre la estrategia que necesita el partido en la oposición tras perder los comicios del día 8. EFEUSA