Washington, 18 nov (EFEUSA).- Fenómenos como el de Donald Trump están llamados a repetirse de no atenderse las causas del resentimiento y la rabia de la gente ocasionados por una generación de políticas neoliberales impuestas por las élites, según el prestigioso intelectual Noam Chomsky.

En una entrevista con Efe, el lingüista y pensador político aseguró que la victoria de Trump en las elecciones del día 8 se debió al "enfado y el resentimiento de gran parte de la población, que simplemente estuvo marginada" pese a haber votado ocho años antes por Barack Obama atendiendo a sus promesas de cambio.

Noam Chomsky
Fotografía de archivo del 26 de julio de 2013 del prestigioso intelectual Noam Chomsky. ( EFE/ARCHIVO/SALVATORE DI NOLFI)

"Cuando la gente se desencanta por la falta de cambio, se vuelve hacia otra cosa. De hecho, muchos (de los votantes de Trump) son trabajadores que se han vuelto hacia un hombre que es un ácido enemigo de su clase" si se valora su programa, aseguró el autor, que acaba de publicar en español "¿Quién domina el mundo?" (Ediciones B).

Mencionó como otro ejemplo el fenómeno del senador independiente Bernie Sanders, que casi ganó la nominación presidencial demócrata a Hillary Clinton sin el apoyo de empresas o de grandes financistas, gracias a una gran movilización popular, sobre todo de los jóvenes.

El pensador dijo que estos fenómenos se repiten también en otras latitudes, como en Europa.

"Tanto en Europa como en los Estados Unidos los partidos de centro y las semicoaliciones de centro-derecha y centro-izquierda que han estado gobernando en los últimos años están gravemente en declive. En Europa de un modo más acentuado (...). Es algo que también está ocurriendo en España", aseguró.

Chomsky afirmó que las políticas neoliberales "están minando gravemente la democracia, más incluso en Europa que en los Estados Unidos", generando el desencanto entre una población que ve un estancamiento o un declive de su situación, y que el producto de su trabajo va a parar a menos de un 1 % de la población.

A esto se une "la globalización neoliberal", que protege "los derechos de los inversores y no los de la gente, y mencionó "los mal llamados tratados de libre comercio", que, en gran parte, son realmente acuerdos sobre "los derechos de los inversores".

"El diseño del sistema internacional -agregó- ha puesto a los trabajadores a competir unos con otros, mientras se protege a las élites y a los profesionales", así como a las grandes compañías a través de los llamados derechos de propiedad intelectual.

"Todo esto son indicaciones de lo que puede traernos el futuro" si no se atienden los problemas "críticos que subyacen en la rabia, el miedo, el resentimiento, la desesperación y el desamparo".

Otro fenómeno para el que Chomsky considera que se han de resolver "las causas de raíz" es del terrorismo yihadista, un frente en el que Trump ha prometido intensificar la respuesta militar.

Estados Unidos se ha gastado en las guerras en Irak y Afganistán 4,4 billones de dólares, a pesar de lo cual el terrorismo yihadista no ha hecho más que aumentar, recuerda Chomsky en su libro.

"Hay causas de raíz que se tienen que resolver, y si se ignoran y seguimos recurriendo al martillo pilón y al recurso rutinario de la violencia, simplemente vamos a aumentar un grave problema", agregó.

Sobre las políticas fiscales de Trump, Chomsky aseguró que "pueden llevar a un grave desastre financiero", dado que se basan en la rebaja de impuestos a los muy ricos, un incremento del gasto militar e inversión en infraestructuras, y "cuando pones todo esto junto nos lleva al cumplimiento de la tesis de Cheney".

El autor se refería a Dick Cheney, el influyente vicepresidente de George W. Bush que en 2002 afirmó que Ronald Reagan había enseñado que el déficit no importa, "siempre que seamos nosotros quienes lo creemos para lograr apoyo popular, y dejemos que venga otro que arregle el desaguisado", dijo el pensador.

"En cierto modo, Trump podría ser como Reagan (...), que llevó a EE.UU. de ser el principal prestamista mundial a ser el principal acreedor mundial de una manera muy rápida", agregó el pensador sobre las comparaciones hechas por el propio magnate con el expresidente republicano, uno de los personajes más añorados por el partido.

En cuanto a las promesas electorales de Trump de construir un muro en la frontera y hacer que México lo pague y la expulsión de los millones de indocumentados -"algo totalmente inhumano desde cualquier punto de vista y dañino para la economía estadounidense"-, dijo creer que "es imposible que pueda llevar a cabo sus medidas".

Y en la relación con Cuba, Chomsky aseguró que la Administración Trump "puede que ponga fin" a los avances de Obama, pero recibirá las presiones de los sectores económicos de EEUU que llevan años deseosos de hacer negocios con la isla en terrenos como la biotecnología, farmacéutico, agroindustria o turismo.

Sobre las sugerencias de Trump de aliviar las tensiones con Rusia y alejarse de Europa, Chomsky señaló que puede darle a los europeos una oportunidad "para seguir su propio camino más independientemente para resolver los conflictos en la Gran Europa". EFE