Chicago (IL), 21 nov (EFEUSA).- El movimiento que lucha por un aumento del salario mínimo a los 15 dólares la hora anunció hoy una serie de acciones para el próximo 29 de noviembre a través de todo el país, por temor a la nuevas políticas y posturas que pueda adoptar la Administración de Donald Trump.

Los representantes del grupo anunciaron que habrá varias huelgas, entre las cuales destacan las de los empleados de la cadena McDonald's en 340 ciudades y la de los trabajadores en veinte aeropuertos como el aeropuerto O 'Hare de Chicago, el aeropuerto internacional de Los Ángeles y el aeropuerto internacional Liberty de Newark en Nueva Jersey.

Las protestas, anunciaron los voceros de este grupo, obedecen también a la celebración del cuarto aniversario de este movimiento laboral que se inició en Nueva York en el 2012 con la salida del trabajo de cientos de empleados que buscaban elevar el salario mínimo.

Hoy en día, varios estados como Nueva York, California, Massachusetts y Oregón ya han elevado el salario mínimo a 15 dólares la hora después de las acciones de protesta de este grupo que abarca en su mayoría a trabajadores de locales de comida rápida, pero también cuenta con miembros de otros sectores como los que cuidan a enfermos en sus hogares, trabajadores de aeropuertos y profesores universitarios a medio tiempo.


Advertisement

El tema del salario mínimo preocupó durante la campaña electoral que terminó el pasado 8 de noviembre con la elección como presidente a Donald Trump, quien, según dijeron los de la campaña Lucha por 15 dólares, piensa que los salarios en si ya están "muy altos" en el país.

"Los trabajos de salarios bajos en los aeropuertos hoy en día son como los salarios de McDonald's o los de los empleados que cuidan a enfermos en sus casas, los que cuidan a niños en los centros de cuidado y los de las fábricas y las universidades", dijo Oliwia Pac, una joven de 24 años que asiste a incapacitados que viajan en sillas de ruedas y escolta menores en el aeropuerto internacional O'Hare de Chicago.

"Esto debe cambiar y vamos a estar uniéndonos a otros hasta que esto suceda", aseguró.

Nancy Vázquez, una empleada en el aeropuerto internacional Liberty en Newark, Nueva Jersey, aseguró que los bajos salarios percibidos no ayudan a poder criar y mantener a sus familias.

"Cada día ayudamos a los pasajeros a llegar a sus salas de espera, les subimos su equipaje y ayudamos para que lleguen a un avión limpio, pero nuestras familias no pueden (vivir) con los salarios bajos", agregó la empleada que apenas gana 2.10 dólares la hora y algún que otra propina que algún pasajero le quiera otorgar.

"Si las corporaciones grandes como las aerolíneas y McDonald's nos pagaran los 15 dólares la hora y respetaran nuestros derechos a formar una unión, nuestras vidas y este país serían muy diferentes", apuntó Vázquez.

"La Lucha por 15 dólares muestra que debemos tomar acción y hasta tomar riesgos y eso vamos hacer el 29 de noviembre", dijo aludiendo a las huelgas y actos de desobediencia civil que también -según organizadores- exigirán un alto a las deportaciones de los inmigrantes indocumentados. EFEUSA