Houston (EE.UU.), 22 nov (EFE).- La acción vuelve de nuevo a la Liga Profesional de Fútbol de Estados Unidos (MLS) tras el paréntesis de las fechas FIFA, y lo hace para la disputa de los dos partidos de ida de las correspondientes eliminatorias de las Finales de Conferencia que disputan en el Este los equipos canadienses del Montreal Impact ante el Toronto FC y en el Oeste los Sounders FC de Seattle ante los Rapids de Colorado.

Después de haber sido una completa sorpresa la clasificación de ambos equipos canadienses, que eliminaron a los grandes favoritos como eran los Red Bulls de Nueva York y el New York City, ahora llegan al partido de ida que se va a jugar en el Estadio Olímpico de Montreal, el emblemático recinto que se construyó para los Juegos Olímpicos de 1976, con lo único seguro que el fútbol de su país tendrá representación en la lucha por la Copa MLS.

El Impact tiene como sede el Stade Saputo, situado a un costado del Olímpico, pero su aforo es para algo más de 20.000 aficionados. Se aguarda una concurrencia de 60.000 para ver el duelo con el Toronto FC.

Montreal ha disputado varios partidos en el Olímpico, pero la condición de la superficie artificial --montada sobre cemento-- podría ser un factor. La superficie de Saputo es de césped natural.

"En cuanto a la cancha y en este tipo de instancias, nos gustaría poder jugar en las mejores posibles, pero es solo un factor entre varios otros en el partido", valoró el delantero italiano Sebastian Giovinco, la estrella de Toronto FC.

El Impact tiene como gran figura al delantero argentino Ignacio Piatti, autor de 17 goles en la fase regular y tres en los playoffs, que fueron decisivos.


Advertisement

El equipo parece haber dejado atrás la polémica que involucró al delantero internacional marfileño Didier Drogba, el exjugador del Chelsea, que fue relegado a la suplencia.

El italiano Matteo Mancosu pasó a ser el titular en la delantera. Pero el astro marfileño afirmó la semana pasada que está concentrado en llevar al Impact al partido por el título de la MLS.

Toronto espera mantener la misma eficacia goleadora que tuvieron contra el New York City al que ganaron por un marcador global de 7-0 y Giovinco, autor de 21 goles, cuatro en los playoffs, volverá a ser su referencia en el ataque junto con los estadounidenses Jozy Altidore y Michael Bradley.

El Impact eliminó a Toronto en la primera fase de los playoffs del año pasado, lo que el duelo tendrá un aliciente mas de revancha entre ambos equipos.

En la Conferencia del Oeste, los Sounders, que dieron también la gran sorpresa al eliminar al equipo con la mejor marca de la temporada regular, el FC Dallas, recibirá a los Rapids de Colorado, los segundos mejores, que cuentan además con la mejor defensa de la MLS.

Sin embargo, el equipo de Colorado tendrá la baja muy sensible del portero Tim Howard, el internacional de la selección de Estados Unidos, que se lesionó durante el partido frente a México del Hexagonal Final de la Concacaf y será baja por al menos cuatro meses.

Seattle fue el cuarto mejor del Oeste en la temporada regular. El equipo supo recuperarse en una campaña en la que se hundieron en el último lugar de la clasificación y despidieron al veterano técnico Sigi Schmid.

El cambio funcionó y la llegada del joven jugador uruguayo Nicolás Lodeiro fue aun más decisiva ya que cambió por completo toda la actitud en el juego ofensivo del equipo, donde tienen al joven internacional estadounidense Jordan Morris, un novato nativo de Seattle que anotó 12 goles en su debut en la MLS, y que es su referente ante la ausencia por enfermedad de Clint Dempsey.

Colorado, que quedó segundo en el Oeste, es un equipo ultra defensivo y ante los Sounders FC tendrán que jugar atrás mejor que nunca.

Su baza de ataque es el delantero suizo Shkelzen Gashi, que marcó 10 goles en su primera temporada en la MLS. Viene de eliminar al Galaxy de Los Angeles en una definición por penaltis.

Ahora habrá que ver el impacto que tendrá la baja de Howard en la portería de los Rapids y si su defensa es capaz de controlar al ataque que dirigirá una vez más Lodeiro y el veterano centrocampista cubano Owaldo Alonso.EFE