México, 27 nov (EFE).- El Necaxa apostó hoy a su mejor arma, la defensa, para sacar un empate sin goles en el estadio del campeón Pachuca, eliminarlo y clasificarse así a la semifinal del torneo Apertura 2016 del fútbol mexicano.

En un encuentro de lucha en el medio del campo, el Pachuca tuvo la pelota la mayor parte del tiempo y aunque creó algunas jugadas de peligro, careció de puntería, además de que fue detenido por el portero argentino Marcelo Barovero.

El Pachuca del entrenador uruguayo Diego Alonso había perdido por 2-1 el jueves el duelo de ida y hoy salió a confirmarse como el equipo de mejor ataque en el campeonato, pronto se hizo de la pelota y atacó por la banda izquierda de forma reiterada, más le faltó terminar las jugadas.

Por momento los Tuzos se vieron desesperados en busca de la anotación necesaria para clasificarse y el Necaxa lo aprovechó con un buen parado atrás.

Barovero manejó bien los tiempos muertos, con el consentimiento del árbitro ganó segundos cada vez que el balón le llegó a las manos, pero su mayor mérito fue detener por lo menos tres jugadas de gol de los locales, lo cual lo convirtió en el héroe del pase a la semifinal.

En la segunda parte Pachuca adelantó líneas aún más; en el 67 el uruguayo Jonathan Urretaviscaya estuvo cerca del gol en un tiro libre y en el 73 el argentino Franco Jara disparó con todo a favor en la acción ofensiva más clara del partido, deshecha por Barovero.


Advertisement

Necaxa quedó con un hombre menos en la cancha en el 88 por la expulsión del argentino Claudio Riaño, responsable de juego violento, sin embargo el cuadro mantuvo el orden. En el 95 el portero de Pachuca, Óscar Pérez remató de cabeza en un tiro libre, más el balón se fue por un lado y los Tuzos quedaron eliminados.

En la semifinal el Necaxa del entrenador mexicano Luis Alfonso Sosa enfrentará al América que hoy eliminó a las Chivas de Guadalajara con 0-1 con un gol de Oribe Peralta (m.55).

La otra serie de la fase de los cuatro mejores la protagonizará el Tigres ante el León.

Ayer, el Tigres del entrenador brasileño Ricardo Ferretti goleó por 5-0 a los Pumas con tres goles del francés André Pierre Gignac (ms 4, 75 y 79), uno de sus compatriotas Andy Delort (m.89) y un autogol del paraguayo Darío Verón (m.26) y ganó la serie por 7-2.

Poco después el León del entrenador argentino Javier Torrente fue superado por 2-3 en casa de los Xolos de Tijuana, líderes de la fase regular, pero se clasificó a la semifinal al ganar la serie por 5-3.

Convirtieron por Tijuana el colombiano Dayro Moreno (m.13), el mexicano Yasser Corona (m.43) y el argentino Guido Rodríguez (m.43), mientras por los visitantes lo hicieron el argentino Mauro Boselli (m.81) y el mexicano Luis Montes (m.85).EFE