GUADALAJARA, Jal., noviembre 27 (EL UNIVERSAL).- Mario Vargas Llosa, Nobel de Literatura 2010, habló en la Feria Internacional del Libro con la prensa de su novela "Cinco esquinas del periodismo sensacionalista", de Donald Trump, de la muerte de Fidel Castro.

El escritor expresó tristeza y preocupación por la elección de Donald Trump como presidente de Estados Unidos. En ese sentido, comentó que hay que preocuparnos muchísimo porque siendo Estados Unidos el país más importante del mundo, los efectos de la demagogia y del populismo van a revertir no solamente sobre la población norteamericana sino sobre el resto del mundo.

"Nos parece tristísimo a muchísimos que un país como Estados Unidos, donde se supone que hay gente educada, gente bien informada, puedan votar por un demagogo inculto como es el señor Trump".

Vargas Llosa agregó que hay que desear que los mecanismos de control que tiene una sociedad democrática como la estadounidense controlen suficientemente al presidente para que no produzca los estragos que promete hacer desde el poder; y que ahí juegan un papel importante tanto el Congreso como la Corte Suprema.

"Hay que recordar que ha sido esa masa más bien desinformada, racista, prejuiciosa, que era mucho más grande de lo que podíamos imaginar, la que lo ha llevado al poder, entonces él puede sentirse muy ensoberbecido con ese triunfo y actuar como un caudillo, imponerse y tratar de sacar adelante su programa. Si es así sería realmente trágico para Estados Unidos y para el mundo; entre otros peligros, el de una confrontación mundial, si hace los disparates que dice puede llegar a ocurrir, yo creo que hay que estar preparados", apuntó el autor de Conversación en la Catedral.


Advertisement

Habló de los orígenes de "Cinco Esquinas", donde habla de la relación del poder con el periodismo y cómo a través del periodismo se pueden cometer las peores fechorías. Dijo además que aunque le hacen preguntas políticas, su actividad principal es la literatura: "Soy, sobre todo, un escritor".