Tucson (AZ), 7 dic (EFEUSA).- Las tácticas de la Patrulla Fronteriza de "perseguir" y "dispersar" a grupos de indocumentados hacia zonas apartadas y peligrosas del desierto de Arizona aumentan las lesiones, desapariciones e incluso las muertes de inmigrantes en la frontera con México, según un informe divulgado hoy.

El estudio del grupo No Más Muertes y la Coalición de los Derechos Humanos denuncia que desde mediados de 1990 las políticas de la Patrulla Fronteriza han empujado a los inmigrantes a zonas llenas de cactus, maleza, animales venenosos y acantilados que se convierten en "trampas" mortales.

"Son frecuentes los casos de personas que nos llaman y nos dicen que su hijo, su esposo, se perdió en el desierto. Que la última vez que lo vieron fue cuando estaban escapando de la Patrulla Fronteriza o que fue dejado atrás porque no podía seguir caminando por las lesiones sufridas", dijo a Efe Cristen Vernon, representante de la coalición.

Durante las persecuciones, que pueden durar horas, los indocumentados salen corriendo, se tropiezan, se golpean e incluso caen precipicios durante la oscuridad de la noche, sufriendo fracturas o lesiones en tobillos, rodillas y otras partes del cuerpo, según el informe.

El análisis se basó en entrevistas a 58 inmigrantes arrestados y deportados por la Patrulla Fronteriza en los últimos cinco años y en 544 casos reportados en Arizona y Texas en 2015 a la Coalición de los Derechos Humanos.


Advertisement

En el 40,9 % de los incidentes los inmigrantes reportaron que por lo menos alguien salió lastimado o inclusive falleció como consecuencia de las persecuciones.

El 18,2 % de los hechos dejó a alguien lastimado por un agente fronterizo después de una persecución.

Los inmigrantes reseñaron otras tácticas como golpes, descargas eléctricas o el uso de "cuatrimotos" o helicópteros que sobrevuelan muy cerca para hacerlos tirar al piso y detenerlos.

"La Patrulla Fronteriza utiliza helicópteros, caballos, perros, cuatrimotos", expresó Vernon.

"Cuando los inmigrantes son perseguidos lo primero que tiran son los víveres y la comida que traían consigo", dijo Vernon, quien asiste en la línea de crisis de la coalición.

Las largas persecuciones, las lesiones sufridas y la deshidratación ponen en peligro la vida de los inmigrantes, lamentaron los dos grupos.

Precisaron que cuando los inmigrantes se dispersan es más probable que se pierdan.

El 41,5 % de los encuestados reportó que por lo menos alguien en su grupo se perdió después de haber sido perseguidos por la Patrulla Fronteriza. De estos casos, el 35,7 % resultó en muerte o desaparición.

Vernon manifestó que debido al "miedo" que le tienen los inmigrantes a la Patrulla Fronteriza, por las historias de abuso que han escuchado, huyen de esta.

El informe, titulado "Métodos de detención letales, las consecuencias de perseguir y dispersar en el desierto", recomienda terminar de inmediato con este tipo de políticas que empujan a los indocumentados a las zonas más apartadas.

Los grupos civiles a cargo del análisis temen que la retórica del presidente electo, Donald Trump, empeore aún más las tácticas de la Patrulla Fronteriza.

En ese sentido urgieron a esta agencia migratoria a hacer públicas las políticas sobre uso de la fuerza que aplican durante las persecuciones y la detención de indocumentados, y además llevar a cabo un reporte detallado de cada caso.

La Coalición de los Derechos Humanos y No Más Muertes preparan una segunda y tercera parte de reporte donde se analizaran otros aspectos que contribuyen a la muerte y desaparición de inmigrantes en la frontera.

En respuesta a este estudio, la Patrulla Fronteriza indicó en declaraciones a Efe que muchas muertes de inmigrantes son resultado de los contrabandistas de personas que vuelven víctimas a migrantes que quieren "un paso rápido" a Estados Unidos.

"Los contrabandistas mienten, diciendo a sus 'clientes' que su paso será seguro, pero en realidad, el terreno es peligroso y las condiciones son extremas. Muchos son conducidos a la muerte por contrabandistas más preocupados por hacer dinero que por la vida de otros", señaló la agencia federal

El Sector Tucson de la Patrulla Fronteriza especificó que despliega activos y recursos a las áreas donde se producen la mayoría de las muertes de inmigrantes y rescates, y que cuentan con "36 torres de rescate en todo el sector".

La oficina agregó que el Sector Tucson cuenta con más de 230 agentes entrenados como técnicos médicos de emergencia (EMTs), así como con 54 agentes de búsqueda, Trauma y rescate (BORSTAR).

"Valoramos la vida humana, trabajamos con Gobiernos extranjeros, agencias del orden y organizaciones comunitarias para educar a los posibles inmigrantes sobre los verdaderos peligros y cruzar la frontera de manera ilegal", agregó la dependencia. EFEUSA