Washington, 7 dic (EFEUSA).- El Congreso federal aprobó hoy un proyecto de ley bipartidista valorado en 4.800 millones de dólares con el objetivo de avanzar en investigación médica, el mayor paquete de asistencia sanitaria aprobado por el Legislativo desde la reforma de salud de 2009.

El proyecto de ley ha sido aclamado tanto por republicanos como por demócratas ya que han logrado llegar a un acuerdo común con esta iniciativa, que además proveerá de 2.000 millones de dólares al programa de investigación contra el cáncer impulsado por el vicepresidente, Joe Biden.

La Ley de Curas del Siglo XXI, como han bautizado a la legislación, considera también fondos para la creciente y preocupante epidemia por abuso de opioides que sufre el país.

Asimismo también aborda modificaciones al sistema de salud mental por primera vez en más de diez años, cuyos primeros esfuerzos se remontan a la matanza de la escuela de primaria Sandy Hook, en Connecticut, donde un joven con trastornos acabó con la vida de una veintena de niños.

El impulsor del texto, el senador republicano por Tennessee Lamar Alexander, calificó de "milagro navideño" el acuerdo, especialmente por las dificultades que han mostrado conservadores y demócratas, así como Ejecutivo y Legislativo, para alcanzar puntos comunes en los últimos años.


Advertisement

Alexander destacó el trabajo de sus compañeros, que calificó de "inusual", así como la implicación del propio Biden, quien llamó personalmente a los senadores para convencerles de la empresa, y los esfuerzos del presidente de la Cámara de Representantes, el republicano Paul Ryan, de quien dijo hizo un "triple salto mortal" para encontrar una manera de financiar el proyecto de ley.

Además de buscar soluciones para la crisis de opiáceos, el cáncer y las enfermedades mentales, la ley reforma ciertas normas gubernamentales para ensayos clínicos y crea nuevos incentivos para que las compañías farmacéuticas estudien enfermedades raras.

También pone un mayor énfasis en los datos de los pacientes para avanzar hacia la "medicina personalizada", una prioridad del equipo de salud del presidente Barack Obama, quien se espera que rubrique la ley tan pronto como este jueves. EFEUSA