Los Ángeles (EEUU), 11 dic (EFE).- El púgil mexicano Abner Mares superó al argentino Jesús Cuéllar, quien sufrió una caída, y le arrebató el título pluma de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) al imponerse, tras una decisión dividida, en una pelea pactada a 12 asaltos.

Mares ya había ganado tres títulos mundiales en diferentes divisiones y esta vez conquistó una cuarta corona, su segunda en peso pluma.

El campeón mexicano derribó a Cuellar en el undécimo asalto y eso fue lo que desequilibró la balanza de los jueces a su favor en la recta final de la pelea que se celebró en el "Galen Center" del campus de la USC, en Los Ángeles.

"Estoy contento de que vuelvan a llamarme campeón del mundo. Significa un mundo para mí porque estaba seguro de que volvería a demostrar mi valía como anticipé", declaró el mexicano.

Cuéllar no había perdido en 11 combates desde octubre de 2011, pero Mares redondeó su pelea con un gran derechazo al inicio del undécimo, haciendo caer de espaldas al campeón.

Dos jueces dieron la victoria a Mares por 117-110 y 116-111, mientras que un tercero se inclinó por Cuéllar 115-112.

Mares regresaba al cuadrilátero tras 16 meses ausente, después de dos derrotas en sus cinco combates anteriores.

La pelea estaba prevista para el pasado junio, pero se aplazó después de que la comisión atlética de Nueva York negara autorizarla cuando Mares no pasó una revisión ocular.


Advertisement

Mares ha tenido problemas con sus ojos durante su carrera, pero eso no le impidió convertirse en campeón de tres divisiones con una amplia base de seguidores en la zona de Los Ángeles, donde se crió el púgil de doble nacionalidad méxico-estadounidense.

En esta velas, el estadounidense Jermall Charlo también defendió su cinturón de la Federación Internacional de Boxeo (IBF) del peso pluma y venció por nocáut técnico en el quinto asalto a su compatriota Julian Williams.

La tercera defensa del título que hizo Charlo (25-0, 19 nocáuts) terminó de forma incómoda ante los abucheos del público, después de que se negara a aceptar las felicitaciones de Williams (22-1-1).EFE