Washington, 13 dic (EFEUSA).- El presidente, Barack Obama, alertó a Donald Trump, que le sucederá en la Casa Blanca a partir del 20 de enero, de la importancia de recibir sesiones regulares de los servicios de inteligencia para no "volar a ciegas", después de que el magnate dijera que no lo necesita porque es "inteligente".

El mundo actual es "muy complicado" y "no importa lo listo que seas, tienes que tener la mejor información posible para tomar las mejores decisiones posibles", advirtió Obama durante una entrevista con el programa satírico "The Daily Show" emitida el lunes por la noche.

Si uno no cuenta con la "perspectiva detallada" de los expertos de inteligencia es como "volar a ciegas", insistió Obama al remarcar que esos profesionales no son perfectos, pero sí "patriotas" que "trabajan duro".

En una entrevista con la cadena Fox emitida el domingo, Trump aseguró que él no necesita las sesiones prácticamente diarias de información de inteligencia que reciben los presidentes porque se considera "una persona inteligente".

"Soy una persona inteligente. No necesito que me digan la misma cosa con las mismas palabras cada día durante los próximos ocho años", argumentó Trump.

Por otro lado, Obama también se refirió en la entrevista con "The Daily Show" al reciente informe de la CIA que indica que esa y otras agencias de inteligencia han concluido que Rusia realizó ciberataques contra el proceso electoral en EEUU no solo para desestabilizar, sino para ayudar a ganar a Trump.


Advertisement

Según Obama, esa conclusión no debería ser "una gran sorpresa", porque fue algo de lo que la comunidad de inteligencia informó "antes" de la celebración de las elecciones del pasado 8 de noviembre.

A juicio del presidente, toca reflexionar sobre el "estado" de la democracia estadounidense cuando las filtraciones de correos electrónicos del Comité Nacional Demócrata (DNC) y de la campaña de la rival de Trump, Hillary Clinton, "terminaron siendo una obsesión" y, sin embargo, no lo fue el hecho de que los rusos estuvieran detrás.

Rusia ha negado en varias ocasiones su implicación en esos ciberataques y Trump se ha mantenido del lado de Moscú a pesar de que, en octubre pasado, las agencias de inteligencia estadounidenses concluyeron una investigación que relacionaba con el pirateo a varios funcionarios rusos.

Además, Trump ha tachado de "ridícula" la conclusión de la CIA de que Rusia le ayudó a ganar las elecciones con esos ciberataques.

Mientras, la Casa Blanca ha dicho que apoya que el Congreso realice una investigación, como están solicitando senadores de ambos partidos, de esos ciberataques.

El propio Obama ordenó la semana pasada a las agencias de inteligencia realizar una revisión exhaustiva de los ataques cibernéticos contra el proceso electoral precisamente para recabar evidencias que puedan ser presentadas al Congreso, previsiblemente antes de que él deje la Casa Blanca el 20 de enero. EFEUSA