Los Ángeles, 13 dic (EFEUSA).- La familia de un hispano de 73 años que murió por disparos de un agente de la policía en Bakersfield, en el Valle Central de California, ha demandado a las autoridades que aclaren el suceso y convocado para hoy a sus vecinos a una vigilia por ese motivo.

"Queremos que se diga la verdad. Mi padre fue asesinado por el Departamento de Policía de Bakersfield (BPD) con nueve disparos a su cuerpo. Mi padre no estaba armado. Él nunca tuvo un arma", denunció Rogelio "Roy" Serna en un vídeo colgado en su página de Facebook.

La versión de las autoridades doce que la policía recibió una llamada pasada la medianoche del domingo advirtiendo sobre un hombre armado con una escopeta.

A primeras horas del lunes la policía llegó al sitio y un testigo señaló a Francisco Serna, quien se encontraba en un callejón.

Un policía disparó varias veces contra el hispano, quien según los familiares se encontraba en una etapa inicial de demencia.

"En algún momento durante ese contacto un oficial disparó varias veces dando blanco en el individuo", declaró el sargento Gary Carruesco, portavoz de la policía de esta ciudad de cerca de 373.000 habitantes, de los cuales un 45 % es hispano.

Las autoridades confirmaron que no se encontró ningún arma en el callejón donde Serna recibió los disparos ni en su vehículo ni en su casa.

Según Roy Serna, su padre trabajó durante años en un cultivo de algodón en McFarland, cerca de Bakersfield y se retiró a mediados del 2000.


Advertisement

Desde 2015 comenzó a tener signos de demencia que se acentuaron en los meses pasados.

El septuagenario muerto por la policía vivía con su esposa y una hija y se habían mudado a Bakersfield ocho años atrás para estar más cerca de sus hijos, declaró Roy en una entrevista con el diario Los Ángeles Times.

Roy Serna invitó a una vigilia que se realizará hoy en recuerdo de su padre y para pedir claridad sobre su muerte. EFEUSA