Washington, 15 dic (EFEUSA).- El índice de precios al consumo (IPC) aumentó un 0,2 % en noviembre, en línea con las expectativas, y la inflación interanual quedó en el 1,7 %, su mayor nivel desde mediados de 2014, informó hoy el Departamento de Trabajo.

El incremento del 0,2 % en el IPC el mes pasado siguió a los de octubre (0,4 %) y septiembre (0,3 %), y certificó la aceleración de la inflación iniciada a mediados de este año.

Así, la inflación interanual quedó en el 1,7 %, una décima por encima del dato anterior y ya próxima a la meta del 2 % anual fijada por la Reserva Federal (Fed).

Sin tener en cuenta los precios de los alimentos y la energía, que son los más volátiles, el IPC subyacente registró el mes pasado un alza del 0,2 %, superior al 0,1 % de octubre, y el dato interanual quedó en el 2,1 %, igual que en el informe previo.

Los precios de la energía subieron en noviembre un 1,2 %, lo que supuso una desaceleración con respecto al alza del 3,5 % del mes anterior, y la gasolina se encareció un 2,7 %, también menos que en octubre, cuando su costo había aumentado un 7 %.

En cuanto a los precios de los alimentos, en noviembre se mantuvieron estables por quinto mes consecutivo, de acuerdo con el informe del Gobierno.

Mientras, los precios de los alquileres de vivienda avanzaron el mes pasado un 0,3 % y los de los servicios médicos se incrementaron un 0,2 %.

Hubo caídas, por contra, en los sectores de ropa (0,5 %) y de vehículos nuevos (0,1 %).


Advertisement

En un informe paralelo, el Departamento de Trabajo detalló que los salarios promedio por hora disminuyeron un 0,4 % en noviembre con respecto a octubre, lo que significó su mayor caída mensual en tres años, aunque acumulan un incremento del 0,8 % en el último año.

Este miércoles y al término de su última reunión de política monetaria del año, la Fed revisó su proyección de incremento de la inflación para el cierre de 2016 al 1,5 %, frente al 1,3 % calculado en septiembre, y dejó sin cambios la de 2017, en el 1,9 %.

En su comunicado, el banco central señaló que los indicadores de inflación se han "elevado considerablemente" y que, además, con la tasa de desempleo actual en el 4,6 %, la más baja desde 2007, espera un fortalecimiento "algo mayor" de los mercados laborales en el futuro.

En la misma línea, el principal asesor económico de la Casa Blanca, Jason Furman, destacó hoy al presentar el último informe económico anual del presidente Barack Obama que la inflación ha ido "creciendo gradualmente" y está cerca de la meta de la Fed.

Al término de esa última reunión del año, la Fed cumplió las expectativas y subió finalmente los tipos de interés de referencia en EEUU hasta la horquilla de entre el 0,50 % y el 0,75 %, lo que supone el primer ajuste monetario desde diciembre de 2015 y el segundo en la última década.

Esa subida "es un voto de confianza (...) en el considerable progreso hecho por la economía hacia nuestros dos objetivos de máximo empleo y estabilidad de precios", afirmó Janet Yellen, presidenta del banco central, en una rueda de prensa.

En sus proyecciones, la Fed contempla ahora tres subidas de tipos de interés a lo largo del próximo año, por encima de las dos previstas en septiembre pasado.

Pese a las reiteradas preguntas, Yellen evitó comentar los planes del presidente electo, Donald Trump, de lanzar un agresivo plan de estímulo fiscal a través de la inversión pública y la reducción de impuestos.

Los analistas consideran que, de llevarse a cabo el plan de estímulo por parte del Gobierno de Trump, la Fed deberá acelerar el ritmo de ajuste monetario para evitar un sobrecalentamiento de la economía, dado que la inflación se encuentra ya cercana a la meta anual del 2 %. EFEUSA