Miami, 16 dic (EFEUSA).- El estado de Florida y Cuba afrontan un riesgo real de sufrir un tsunami debido a eventuales deslizamientos de suelo submarino en las pendientes del caribeño Gran Banco de Bahamas, como ya sucedió en el pasado, según un estudio de la Universidad de Miami (UM).

El estudio divulgado esta semana por la Facultad Rosenstiel de Marina y Ciencias Atmosféricas de la UM destaca que estos tsunamis producidos en el pasado "pueden potencialmente registrarse de nuevo en el futuro".

Los científicos de la Facultad Rosenstiel utilizaron en sus estudios de las profundidades marinas (batimetría) y la elaboración de data herramientas de haz múltiple y detectores sísmicos.

Los datos arrojaron la"posibilidad de colapso del fondo submarino de varios kilómetros con la posibilidad de generar olas de tsunami", señaló en un comunicado Jara Schyder, responsable del estudio.

Dada la "corta distancia entre las fallas de pendiente y las costas de Florida y Cuba, son poco probables grandes tsunamis, pero el impacto podría ser peligroso".

Los expertos han estudiado las pendientes del Great Bahama Bank y encontrado que la masa es capaz de hundirse hasta 20 kilómetros (12 millas) en la citada cuenca marina y desencadenar los tsunamis.

El estudio detectó una "marca de falla incipiente de casi 100 kilómetros (70 millas) de longitud" que podría ser un deslizamiento de tierra inducido por un terremoto ocasional registrado en la costa de Cuba.


Advertisement

Utilizando simuladores y modelos matemáticos, los investigadores recrearon las olas de un tsunami procedente de Great Bahama Bank y hallaron que los hundimientos en la zona podrían producir corrientes oceánicas peligrosas, así como olas de tsunami de varios metros de altura en la costa este de Florida y el norte de Cuba.

Los residentes en las áreas más expuestas "deben ser conscientes de que los tsunamis no necesariamente tienen que ser creados por grandes terremotos, sino también por deslizamientos submarinos de tierra que pueden ser provocados por terremotos más pequeños", dijo el profesor de la Universidad de Rosenstiel de Geociencias Marinas Gregor Eberli. EFEUSA