Austin (TX), 19 dic (EFEUSA).- Treinta y siete electores republicanos de todo Texas se reúnen hoy en el Capitolio estatal para emitir sus votos para que el presidente electo, Donald Trump, se convierta formalmente en el próximo presidente del país.

Trump ganó los 38 votos electorales de Texas por nueve puntos porcentuales, el menor margen de victoria del estado para un candidato republicano a la Presidencia desde 1996.

Sin embargo, un elector de Texas, Art Sisneros, renunció a su cargo en el colegio electoral a finales de noviembre después de expresar su preocupación por la figura de Trump y aseguró que no podía votar por él "en buena conciencia".

Hoy mismo, los 537 miembros restantes del Colegio Electoral de todo el país deberán elegir al reemplazo de Sisneros.

Asimismo, otro compromisario, Chris Suprun, no planea votar por Trump, después de que hace dos semanas asegurara que él tiene la obligación de "elegir a un presidente, no a un rey".

Suprun apuntó que, a pesar de haberse planteado votar por Trump, los ataques del presidente electo a la Primera Enmienda de la Constitución, que protege las libertades de religión y expresión, y al proceso electoral estadounidense le hicieron cambiar de opinión.

Trump se impuso en las elecciones debido al sistema del Colegio Electoral, en el que cada estado adjudica al ganador de la demarcación territorial un número de compromisarios estimado conforme a su peso demográfico y equivalente al número de sus representantes en el Congreso.


Advertisement

El Colegio Electoral, que también escoge al vicepresidente del país, fue creado en 1787 por los autores de la Constitución tras descartar la elección directa por voto popular con el fin de proteger a los estados pequeños ante el poder de los grandes.

El órgano electoral nunca se ha opuesto al resultado de los comicios y al hecho de que quien consigue un mínimo de 270 votos electorales se proclama presidente, pero sí ha ocurrido en hasta cinco ocasiones que el ganador del voto popular no se ha hecho con suficientes compromisarios del Colegio Electoral.

Y ha vuelto a ocurrir en estos comicios, en los que Clinton obtuvo cerca de tres millones de votos más que Trump, quien, no obstante, se impuso en los estado decisivos consiguiendo 306 votos electorales, que obligarían a una rebelión sin precedentes de 37 compromisarios. EFEUSA