El alemán Leroy Sane (centro) fue fichado por el Manchester City con la vitola de futura estrella del fútbol.
El alemán Leroy Sane (centro) fue fichado por el Manchester City con la vitola de futura estrella del fútbol. (EFE/Armin Weigel)

¿Será posible un mundo sin Messi y Cristiano Ronaldo? La dinámica de los últimos años, en los que ambos astros han sido los grandes protagonistas, hace difícil imaginarse al fútbol sin el argentino y el portugués. Pero la vida continúa y llegará un momento en el tendrán que decir adiós, como lo hicieron Pelé, Cruyff, Maradona, Zidane y tanto otros ídolos futbolísticos.

Pero después de Messi y Cristiano, ¿quién? Tras la pregunta que asalta al mundo del fútbol aparecen nombres como Neymar (F.C. Barcelona), Antoine Griezmann (Atlético de Madrid), Luis Suárez (F.C. Barcelona), Robert Lewandowski (Bayern), Gareth Bale (Real Madrid), Paulo Dybala (Juventus), Pierre-Emerick Aubameyang (Borussia Dortmund), Riyad Mahrez (Leicester) o Paul Pogba (Manchester United), entre otros, todos ellos en la treintena de candidatos al último Balón de Oro que ganó Cristiano Ronaldo.

Además de los citados, todos ellos consolidados, la maquinaría futbolística genera un deseo irrefrenable de aupar a nuevos talentos con los que ilusionar a las aficiones.

Jóvenes promesas que cada temporada aparecen con mucha fuerza y desparpajo y que, al comienzo de 2017, está encabezada por la llegada al Manchester City del delantero brasileño Gabriel Jesús, que a sus 19 años aterriza en el Viejo Continente como antes lo hiciera su compatriota Ronaldo Nazario, que llegó a Europa sin cumplir la veintena.

Con la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro y el título de liga conseguido con Palmeiras, Gabriel Jesús se convierte en el último referente del fútbol sudamericano que busca el estrellado en un equipo europeo, en este caso, en el Manchester City que entrena el español Pep Guardiola.


Advertisement

"Estamos muy felices de que venga porque tiene 19 años y es el '9' de Brasil, y eso significa mucho. Intentaremos, entre todos, ayudarlo para que se adapte lo antes posible. Nuestros brasileños Fernando y Fernandinho también le ayudarán", ha señalado su nuevo entrenador.

Gabriel Jesús llega a Europa cinco meses después de que su compatriota y compañero en la selección olímpica, Gabriel Barbosa, aterrizada en el Inter de Milán, un fichaje que generó grandes expectativas pero que se han derretido rápidamente. Barbosa, conocido como "Gabigol", no ha encajado en Milán y esta experiencia debe servir a Gabriel Jesús para su adaptación al exigente fútbol europeo.

El delantero francés del Borussia Dortmund Ousmane Dembélé, habilidad y talento con sólo 19 años.
El delantero francés del Borussia Dortmund Ousmane Dembélé, habilidad y talento con sólo 19 años. (EFE/Kiko Huesca)

SANÉ, DEMBÉLÉ, DOLBERG- .

El nuevo ariete del Manchester City deberá ganarse el puesto con el argentino Sergio Agüero, el belga Kevin De Bruyne o el joven alemán Leroy Sané, de 20 años, otra de las perlas del fútbol europeo que están llamados a figurar entre los mejores y que se espera mucho de él este año que comienza.

Otros jóvenes futbolistas cuyo talento se espera que florezca a lo largo del nuevo año son el francés Ousmane Dembélé (19 años), atacante del Borussia Dortmund, que ya ha demostrado su habilidad y dominio del balón, y que está llamado a liderar la selección francesa en el próximo Mundial de Rusia en 2018.

El delantero danés Kasper Dolberg, del Ajax de Amsterdam, está asombrando en el fútbol holandés y llamando la atención de los grandes clubes europeos con apenas 19 años. Un alemán, Timo Werner (20 años), es el estilete del sorprendente RasenBallsport Leipzig de la Bundesliga alemana, que ocupa el segundo puesto de la clasificación.

En el caso del extremo portugués Gelson Martin ya ha traspasado la línea de promesa a realidad tras su brillante temporada en el Sporting de Lisboa. Rival de Martin es el español Alex Grimaldo, lateral izquierdo del Benfica, criado en la cantera del F.C. Barcelona y reclamado por grandes clubes, como el Manchester City de Guardiola.

Para portero de futuro se apuntan dos nombres: el primero, el italiano Gianlugi Donnarumma, un ejemplo de precocidad en el fútbol, que ha debutado en la selección italiana con 17 años y un año antes en el Milán, a quien ha dado el título de la Supercopa de Italia deteniendo varios penaltis en el partido contra Juventus.

El segundo, es el español Kepa Arrizabalaga (22 años), que con mucha discreción se está adueñando de la exigente portería del Athletic de Bilbao.

Junto a Kepa, en la liga española el futuro lleva el nombre de Asensio (Real Madrid), mientras que en el campeonato francés, el foco de atención está en el centrocampista del Mónaco, Thomas Lemar (21 años), y en el talento del joven mediocentro del Olympique de Marsella, Maxime López (19 años).

El delantero danés Kasper Dolberg, del Ajax de Ámsterdam, un futbolista a seguir.
El delantero danés Kasper Dolberg, del Ajax de Ámsterdam, un futbolista a seguir. (EFE/EPA/OLAF KRAAK)

LOS FUTBOLISTAS DEL TERCER MILENIO.

El delantero jamaicano Leon Bayley (19 años) del Genk está entre los mejores en la liga belga a pesar de su juventud.

Más joven es el inglés Ben Woodburn, el futbolista más precoz en ver portería con la camiseta del Liverpool, con sólo 17 años y 45 días.

Woodburn es de los últimos futbolistas profesionales nacidos en el siglo XX, aunque no el más joven, porque la generación del 2000 se está asomando con fuerza entre los grandes.

El delantero italiano, de origen marfileño, Moise Kean, ya ha debutado con el Juventus de Turín, con 16 años, el primer exponente del fútbol que se avecina, los nacidos en el tercer milenio.

De la misma generación son el holandés Dogucan Haspolat (Excelsior Rotterdam) y el luxemburgués Vincent Thill (del Metz francés) que ya saben lo que es estar entre los más grandes. Más joven, de 2001, es el italiano Pietro Pellegri, que a los 15 años debutó en la liga italiana con el Génova, el más joven en estrenarse en la máxima categoría del fútbol italiano.

Futbolistas de los que se espera mucho el año que comienza y, quizás, en un futuro no muy lejano, alguno de ellos ocupe el trono que a día de hoy está en poder de Messi y Cristiano Ronaldo.