CIUDAD DE MÉXICO 4-Ene .- Hace cuatro meses Luis Videgaray renunció como Secretario de Hacienda, pero ayer fue integrado nuevamente al Gabinete como titular de Relaciones Exteriores.

El Presidente Enrique Peña dijo que el Canciller deberá acelerar el diálogo para una relación constructiva con el próximo Gobierno de Donald Trump.

Paradójicamente en septiembre pasado, Videgaray renunció en medio de críticas y discrepancias en el gabinete federal por ser el artífice de un cuestionado encuentro del entonces candidato Trump y Peña.

"Deberá ser una relación que nos permita fortalecer los vínculos bilaterales en materia de seguridad, migración, comercio e inversión (...) sin menoscabo de nuestra soberanía y de la dignidad de los mexicanos", instruyó ayer Peña.

Senadores del PAN y el PRD criticaron el nombramiento de Videgaray.

"Aparte de que hicieron el agravio de la imagen nacional de haber invitado al candidato Trump, ahora van a poner al titiritero, operador de una situación que afectó nuestro orgullo nacional", recriminó el panista Ernesto Ruffo.

"Su designación fue palomeada por Trump", acusó el perredista Miguel Barbosa.



Advertisement