AFC Wild Card playoff game
Houston Texans player DeAndre Hopkins (R) goes for the ball against Oakland Raiders player David Amerson (L) who fouls against him for a first down in the second half of their AFC Wild Card playoff game at NRG Stadium in Houston, Texas, USA, 07 January 2017. (Fútbol, Estados Unidos) (EFE/EPA/LARRY W. SMITH)

Houston (EE.UU.), 8 ene (EFE).- El mariscal de campo Aaron Rodgers lució como los grandes y llevó a los Packers de Green Bay a la fase divisional de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL) al concluir la primera ronda de los playoffs.

Sin dejar de lucir al mismo nivel, otro pasador estelar, el veterano Ben Roethlisberger lideró también el triunfo de los Steelers de Pittsburgh, y ambos equipos consiguieron su boleto a la segunda ronda de los playoffs en sus respectivas Conferencias Nacional (NFC) y Americana (AFC).

Rodgers mandó para cuatro envíos de touchdown y los Packers vencieron por paliza de 38-13 a los Giants de Nueva York, ganando un boleto a la fase divisional de la NFC.

En duelo de comodines, los Packers eliminaron a los Giants y ganan el boleto para enfrentar la próxima semana a los Cowboys de Dallas, que tienen la mejor marca de la NFC, pero reciben a unos Packers inspirados y con la mejor versión de Rodgers.

No tuvo su mejor comienzo de partido, pero poco a poco se convirtió en el pasador espectacular, seguro, y sobre todo un maestro en completar pases lanzados a la desesperada, que le permitió ofrecer otro de esos momentos milagrosos sobre el congelado terreno del legendario Lambeau Field de Green Bay (Wisconsin).

Rodgers se sobrepuso a sus propios fallos y terminó lanzando cuatro pases de anotación, incluido el envío de "Ave María" de 42 yardas al receptor abierto Randall Cobb, que cambió el rumbo del duelo en los últimos instantes del segundo cuarto, para que Green Bay apabullara a los Giants, que esta vez no hicieron el milagro de la remontada.


Advertisement

Cierto que los Giants se pusieron con ventaja parcial de 0-6 antes que llegase la inspiración de Rodgers y ahí comenzó el calvario para el equipo de Nueva York liderado por el pasador Eli Manning.

Green Bay logró dos touchdowns en los últimos 2:30 minutos del segundo periodo. La segunda anotación fue producto del envío desesperado.

Con el ovoide en la yarda 42 de los Giants, Rodgers recibió el centro, a seis segundos de que concluyera la primera mitad. Se desplazó a la derecha, antes de lanzar un bombazo, aproximadamente desde la yarda 47 de los Packers.

De algún modo, Cobb logró colocarse detrás de tres adversarios, muy cerca de los límites de la zona de anotación. Capturó el balón, y puso ambos pies en el terreno, antes de abandonarlo.

Los Giants quedaron atónitos, tal como lucieron los Lions de Detroit y los Cardinals de Arizona la temporada anterior, cuando Rodgers logró pases similares.

Pero Rodgers y Cobb no habían terminado. Se combinaron de nuevo con un pase de anotación de 30 yardas hacia el final del tercer periodo, para colocar el marcador en 21-13.

Cobb finalizó con cinco recepciones para 116 yardas y tres touchdowns.

Rodgers completó 25 de 40 envíos para 362 yardas con cuatro de touchdown, tres de ellos a Cobb, que volvió a ser su objetivo predilecto y preferido en el juego ofensivo.

El estelar pasador de los Packers lució como los grandes y ayudó a los Packers a conseguir su séptimo triunfo seguido, incluidos los seis últimos del campeonato regular para acreditarse la División Norte de la NFC que dejó en segundo lugar a los Lions que habían sido los favoritos al triunfo.

Los Giants perdieron con su mariscal de campo Eli Manning, que completó 23 de 44 pases para 299 yardas con un envío de touchdown y una interceptación, sin que esta vez pudiese superar a la defensiva de los Packers, que hasta lució brillante como el resto del equipo.

El mariscal de campo Roethlisberger pasó para dos envíos de touchdown y llevó a los Steelers a una victoria por 30-12 sobre los Dolphins de Miami, en duelo de comodines de la AFC.

Las lesiones obligaron a que Roethlisberger, el receptor abierto Antonio Brown y el corredor Le'Veon Bell esperaran durante tres campañas la oportunidad de jugar juntos en un partido de playoffs.

El siguiente duelo de los tres astros de Pittsburgh en postemporada no demorará tanto.

Bell impuso un récord de la franquicia en los playoffs al correr para 167 yardas con dos anotaciones; Brown atrapó cinco pases de Roethlisberger para 124 yardas y un par de touchdowns en el primer cuarto, y los Steelers aplastaron a los Dolphins.

La victoria permite a los Steelers obtener un boleto para la serie divisional que van a jugar el próximo domingo ante los Chiefs de Kansas City, equipo con la segunda mejor marca de la AFC (12-4).

En su duelo previo, los Steelers superaron 43-14 a los Chiefs el pasado 2 de octubre.

Roethlisberger hizo buenos 13 de 18 envíos para un total de 197 yardas por aire, con dos pases de anotación, y tuvo que sobreponerse a dos interceptaciones.

Pittsburgh (12-5) logró su octava victoria consecutiva vengándose de una derrota ante los Dolphins (10-7) en octubre pasado.

Los Dolphins terminan su participación en la fase final al perder con su pasador reserva Matt Moore, que completó 29 de 36 envíos, con 289 yardas, tuvo un pase de touchdown y uno interceptado.

La sequía de victorias en fase final para Miami se amplía a 17 años.

En los duelos de comodines de la jornada del sábado, los Texans de Houston y a los Seawhawks de Seattle con un boleto en la mano para viajar a la fase divisional.

Los Texans vencieron 27-14 a los Raiders de Oakland y tendrán el próximo sábado de rival en la serie divisional a los Patriots de Nueva Inglaterra, que poseen la mejor marca de la AFC (14-2), y la ventaja de campo por lo que recibirán al equipo tejano en su campo del Gillette Stadium de Foxborough (Massachusetts).

Mientras que los Seahawks fueron también superiores a los Lions a los que vencieron por 26-6 y también el próximo sábado les tocará viajar hasta Atlanta, donde en el Georgia Dome, se enfrentarán al equipo local de los Falcons (11-5) que descansaron en la primera ronda de los playoffs al tener la segunda mejor marca de la NFC.EFE