Nueva York, 10 ene (EFEUSA).- El presidente electo, Donald Trump, ofrece este miércoles la primera rueda de prensa en más de cinco meses, para intentar explicar temas personales que ha dejado sin respuesta y aclarar algunas dudas que surgen ante su mandato.

La conferencia de prensa, que se llevará a cabo en Nueva York a partir de las 11.00 hora local (ET), será la primera desde la que tuvo en Florida el 27 de julio pasado, que fue convocada con pocas horas de anticipación.

La rueda de prensa "general", como dijo Trump, fue anunciada el pasado 3 de enero por el presidente electo, y desde entonces sus portavoces han confirmado el acto, aunque han dejado para última hora detalles como el lugar en el que se llevará a cabo.

Será la primera ocasión en la que los periodistas podrán preguntar tranquilamente a Trump sobre temas que se han venido ventilando en la prensa desde su victoria en las urnas el 8 de noviembre pasado, e inclusive desde antes.

Trump tenía que haber celebrado una rueda de prensa el 15 de diciembre pasado, según había anunciado dos semanas antes, para aclarar cómo iba a proceder con sus bienes personales antes de llegar a la Casa Blanca, el 20 de enero.

Pero esa conferencia fue aplazada para más adelante, con la excusa de que el presidente electo estaba volcado en la formación del gabinete que lo acompañará desde el viernes de la semana que viene.


Advertisement

Ese es uno de los grandes temas que se espera busque aclarar Trump este miércoles. Aunque, legalmente, Trump no tiene obligación de desprenderse de bienes que podrían crear conflictos de intereses, sí ha anunciado que pasará sus negocios a su familia.

Sin embargo, no ha dado detalles sobre quién se encargará de ello y cómo lo hará. Los negocios de Trump están centrados fundamentalmente en el sector inmobiliario.

De hecho, las mismas dudas se han trasladado a la situación de su yerno, el empresario inmobiliario Jared Kushner, quien fue designado este lunes como futuro asesor sénior presidencial y que también tiene pendiente aclarar temas en ese sentido.

En una breve comparecencia ante los periodistas este lunes, en la Torre Trump, el presidente electo anticipó que en la rueda de prensa aclarará qué pasos se adoptarán para cumplir con su promesa de pedir la derogación del programa de salud conocido como "Obamacare".

Ese plan surgió a raíz de la Ley de Protección al Paciente y de Cuidado de Salud y permitió la extensión de un seguro médico a millones de estadounidenses, pero Trump quiere acabar con él, aunque tampoco está claro cómo lo reemplazará.

"Hablaremos sobre eso el miércoles", prometió Trump el lunes.

En el Congreso han surgido dudas entre legisladores republicanos sobre la inconveniencia de derogar el programa "Obamacare" sin que se haya establecido una alternativa o medidas transitorias.

De hecho, según informó hoy el portavoz del Equipo de Transición Presidencial Sean Spicer, Trump había reservado varias horas de su jornada de hoy para analizar con sus más directos asesores temas ligados a los programas de salud.

Los comentaristas políticos han hecho notar la coincidencia de la rueda de prensa de Trump con unas fechas en las que sus candidatos a ocupar puestos en el Gobierno están siendo escrutados por comités del Senado para confirmar sus nombramientos.

Y han destacado cómo ha logrado Trump en otras ocasiones desviar la atención de ataques que estaba recibiendo al sacar a la luz pública otros temas que han opacado completamente determinada polémica.

El presidente electo llega a la rueda de prensa cuando aún le faltan por definir los titulares de dos carteras de su gabinete, las de Agricultura y Asuntos de Veteranos.

Para la primera cartera el favorito, según medios locales, es el exgobernador de Georgia Sonny Perdue, y para la segunda suena Leo Mackay, fue ya trabajó en el Departamento de Asuntos de Veteranos y ahora es directivo de la firma Lockheed Martin. EFEUSA