Hoy jueves, después de confirmar el nuevo logro de la aplanadora republicana en el Senado que votó a favor del desmantelamiento de Obamacare, me acordé de Ramona Núñez; ella trabaja de noche en una tortillería y durante el día hace tamales de puerco, de queso con rajas, de piña y de frijoles, todos muy buenos por cierto. Las pocas horas libres que tiene durante el día las dedica a medio dormir y cuidar a uno de sus nietos, cuando una de sus dos hijas lo necesita.

Ramona es un ejemplo de superación, con mucho esfuerzo se hizo de una propiedad. ¨No ha sido fácil porque estuve a punto de perderla, pero ahí la llevo.¨ Ramona no sigue las noticias. Ella no sabe todavía que será una de las personas afectadas por lo que hicieron ayer un grupo de Senadores, la mayoría millonarios. Ella no entiende lo que significa el término ¨Resolución Presupuestal¨ que fue aprobado ayer por los republicanos y lo que esto significa esto en su vida.

Mientras Ramona contaba tortillas y las ponía en bolsas de plástico para ser distribuidas el día siguiente en el área de Los Angeles, en Washington los Senadores republicanos votaron por una maniobra legislativa que les permite avanzar en, veloces como el viento, para lograr su objetivo: Desmantelar el Affordable Care Act, mejor conocido como Obamacare y dejar sin seguro médico a casi 30 millones de personas, incluida Ramona. La votación fue 51 a favor y 48 en contra.


Advertisement

Le tomó al Senado casi una semana de debate y la votación empezó el miércoles como a las 6 de la tarde para terminar la madrugada del jueves. (Como es su costumbre, después de un trabajo maratónico, los Senadores se someten a fricciones corporales intensas, con aceites perfumados y a terapias que les sacudan el estrés. Así que nadie los moleste durante el fin de semana.) Hoy viernes la aplanadora republicana hará lo propio en la Casa de Representantes, (La Casa de Representantes es el equivalente a la Cámara de Diputados en nuestros países.) Así el Congreso número 115 dominado por los republicanos, cumple lo que promete: Eliminar Obamacare, convertir en historia ancestral, los reglamentos ambientales, la reforma financiera y están impacientes también por desaparecer la oficina creada para proteger a los contribuyentes de los abusos de los bancos e instituciones financieras.

Con este logro, los republicanos emocionados, con la pupila humedecida, aseguran que su objetivo es tener listo el desmantelamiento de Obamacare para el 20 de enero, fecha en que tomará posesión a la presidencia Donald Trump. ¨La ceremonia de la firma será grandiosa. Adiós Obamacare.¨

Inútiles resultaron los argumentos de los demócratas, los pocos que quedan, intentaron en vano recordar a sus colegas que si aprobaban el presupuesto así como lo tenían, iban a despojar a 30 millones de personas de su seguro médico, incluyendo a personas que tienen Medical y que el efecto inmediato sería el aumento en el costo de las medicinas en las personas que tienen Medicare. Una y otra vez trataron de explicarles que al eliminar Obamacare también afectarían los otros dos programas. Hecho que los demócratas fallaron, de manera patética, en explicar durante sus campañas de reelección. Toda explicación fue inútil. Los republicanos salieron victoriosos. El primer paso está dado.

Con esta acción, ya les quedó claro a los demócratas que a diferencia de lo que hacen ellos, que se olvidan y flaquean en sus promesas de campaña, en cuanto llegan al poder, los republicanos si las cumplen y las van a cumplir a cabalidad. Lo irónico es que los que van a salir más perjudicados, con la eliminación de Obamacare y los recortes al Medicare y al Medical, son los millones que viven en estados que votaron de manera abrumadora por Donald Trump. (Que le reclamen a su presidente.)

El Presidente Electo por su parte, en medio de las acusaciones que le llueven por todas partes en sus conflictos de interés, en nuevas revelaciones, no comprobadas, que su equipo tuvo que ver con la participación de Rusia en el ¨Hackeo¨ de las computadoras del Partido Demócrata que tanto dañaron a su rival Hillary Clinton, en la última semana de la contienda; también en medio de sus ataques contra los medios de comunicación y de los insultos que les prodiga a cada uno de los reporteros que cubren sus conferencias de prensa. ¨CNN is fake news and you are also a fake.¨ Esta vez le tocó a reportero de CNN.¨ Esto fue el miércoles pasado. En ese caos, cada vez que alguien logra preguntarle: Con qué van a reemplazar a Obamacare. Su respuesta es la misma. It will be big and beautiful.