Orlando (FL), 16 ene (EFEUSA).- El congresista por Florida Darren Soto se sumó hoy al cada día más numeroso grupo de congresistas estadounidenses, siete de ellos latinos, que anunciaron que no asistirán a la ceremonia de toma de posesión de Donald Trump el próximo viernes en Washington.

El político de origen puertorriqueño explicó que tomó esta decisión en protesta por las recientes críticas vertidas por el presidente electo contra el representante por el estado de Georgia, John Lewis.

"Me siento decepcionado por los ataques del presidente electo Donald Trump en contra del héroe de los derechos civiles y congresista John Lewis, y no asistiré a la inauguración", dijo en una declaración enviada a Efe hoy Soto.

El primer congresista de origen puertorriqueño en ser elegido al Congreso de Estados Unidos por Florida se sumó así a un nutrido grupo de congresistas demócratas que rechazan ir al solemne acto del viernes.

En total, al menos 24 congresistas, entre los que destacan políticos latinos, afroamericanos y asiáticos, han anunciado que no acudirán a la toma de posesión de Trump.

Su decisión es producto de la nueva polémica de Trump, quien criticó al veterano congresista afroamericano después de que él dijo que no veía a Trump como un "presidente legítimo".

"El congresista John Lewis debería pasar más tiempo en arreglar la horrible situación de su distrito, que se está hundiendo (por no mencionar que está infecto de crimen) en vez de quejarse falsamente por los resultados electorales. Es todo hablar, hablar, hablar. No hay acción ni resultados. Triste! (sic)", escribió Trump el sábado.


Advertisement

La comunidad afroamericana ha recibido estas críticas como un ataque contra el luchador por los derechos civiles y hacia el legado de Martin Luther King Jr, que justo hoy se conmemora en EE.UU.

A través del país poco a poco más congresistas demócratas se unen al boicot. El primero fue el congresista por Illinois Luis Gutiérrez, al que han seguido otros representantes latinos como Nydia Velázquez, de Nueva York, quien anunció que no irá al festín a través de cuenta de Twitter.

"John Lewis es un héroe nacional y estoy con él", escribió la congresista Velázquez. "Yo tampoco iré a la inauguración dado el tono de la campaña de Donald Trump".

Junto a ellos se han manifestado otros latinos como el congresista Raúl Grijalva, de Arizona; Lucille Roybal-Allard, de California, y José Serrano y Adriano Espaillat, representantes por Nueva York. EFEUSA