Los Ángeles, 17 ene (EFEUSA).- Líderes de diversas religiones anunciaron hoy una "resistencia sagrada" y santuario en templos para inmigrantes indocumentados desde el primer día en el que el presidente electo Donald Trump llegue a la Casa Blanca, el próximo viernes.

"Resistencia sagrada significa que yo tengo que ser un buen mayordomo de mi influencia y autoridad moral para poner los recursos de mi iglesia a favor de inmigrantes perseguidos", dijo a Efe Walter Contreras, vicepresidente de la Coalición Nacional Latina de Iglesias Evangélicas (NALEC).

"Como líder religioso, creo que lo que sale de la boca del ser humano viene del corazón y la plataforma política de Donald Trump se basó en odio y racismo", consideró.

El reverendo de la iglesia presbiteriana de Pasadena (California) recordó que, en campaña, el presidente electo prometió deportar a más de 11 millones de indocumentados y levantar un "gran muro" en la frontera con México.

"La Resistencia Sagrada también significa que nosotros nos tomamos en serio todas las amenazas que Trump ha hecho", aclaró Contreras, quien es líder de la organización de Clérigos y Laicos Unidos por la Justicia Económica (CLUE).

"Nuestras comunidades tienen miedo y si pensábamos que estaban en las sombras, pues hoy están en las cuevas, con mucho temor, y es nuestra responsabilidad protegerlas", aclaró el miembro de una comunidad de 12 millones de evangélicos hispanos en EE.UU.


Advertisement

Los religiosos de diversas doctrinas cristianas, junto a musulmanes y judíos, deben abrir sus "puertas como santuarios para inmigrantes perseguidos", dijo el pastor.

Contreras consideró que estos grupos religiosos se encuentran en "estado de emergencia por la llegada de Trump a la Presidencia".

El rabino Jonathan Klein, director ejecutivo de CLUE, dijo a Efe que, desde la perspectiva judía, la "resistencia sagrada significa que por las políticas que él ha amenazado traer a EE.UU. tenemos que expresar nuestro rechazo".

"Como religiosos nuestras convicciones profundas nos indican que debemos de oponernos a tales monstruosidades", declaró Klein.

"En este momento sólo podemos reaccionar a lo que él ha dicho y lo que expresó es que las personas de México son asesinos y violadores. Y si esas generalizaciones es lo que piensa, pues no podemos aceptar eso", concluyó.

Entre las organizaciones que realizaron la promesa de adherirse a esta "resistencia sagrada"están además la Conferencia de California y el Pacífico de la Iglesia Metodista Unida, la Diócesis Episcopal de Los Ángeles y el Concejo de Relaciones Islámicas de EEUU (CAIR), entre otras. EFEUSA