San Juan, 17 ene (EFE).- El cantante de origen puertorriqueño Marc Anthony visitará la isla el próximo 24 de febrero para la apertura del Hogar San Miguel, un nuevo albergue para niños entre los 6 y 17 años de edad que han sido trasladados de sus hogares por algún tipo de abuso físico, psicológico o sexual.

El hogar, ubicado aledaño al Hospital San Lucas en Ponce, municipio al sur de la isla caribeña, incluirá dormitorios, cocina completa, comedor, biblioteca, oficinas, sala de entretenimiento, un patio y zona deportiva, según detallaron los portavoces del artista en un comunicado de prensa difundido hoy.

El proyecto es respaldado por la Fundación Maestro Cares, impulsada por el artista neoyorquino de raíces puertorriqueñas junto a Henry Cárdenas, la Iglesia Episcopal Puertorriqueña, y las organizaciones Vidas Servicios Sociales Episcopales, el Sistema de Salud Episcopal San Lucas y el Municipio de Ponce.

Fue en septiembre de 2015 cuando Marco Antonio Muñiz, nombre verdadero de Marc Anthony, visitó el albergue y anunció oficialmente la reconstrucción del albergue.

En aquel momento, el intérprete de éxitos como "Y hubo alguien", "Preciosa" y "Contra la corriente" agradeció "a cada una de las personas" que "recibieron a nuestra fundación y comprometieron a trabajar junto con nosotros desde el primer día".


Advertisement

"Hoy marca el comienzo de una nueva vida para todos los niños y niñas que serán recibidos en nuestras nuevas facilidades", afirmó Anthony.

A la ceremonia de apertura el 24 de febrero, que arrancará a las 14.00 (18.00 GMT) hora local, acudirán también Cárdenas, la alcaldesa de Ponce, María "Mayita" Meléndez Altieri, el reverendo episcopal Wilfredo Ramos Orench y otros representantes del esfuerzo.

Con tres años de existencia, la Fundación Maestro Cares ha construido orfanatos en La Romana (República Dominicana); Barranquilla (Colombia); Toluca (México), y ha adoptado programa de educación MABA en Lima (Perú), y actualmente construye hogares en Guadalajara (México); Chicago, Illinois (EE.UU.) y La Paz (Bolivia). EFE