Washington, 18 ene (EFEUSA).- El presidente saliente, Barack Obama, defendió hoy su polémica decisión de conmutar la pena a la exsoldado Chelsea Manning, quien en 2010 filtró un número récord de documentos secretos a WikiLeaks y de quien dijo que ha cumplido ya una "dura" sentencia a prisión.

Obama también comentó, en su última rueda de prensa antes de dejar la Casa Blanca en dos días, que no presta atención "a los tuits de (Julian) Assange", fundador de Wikileaks y quien ha dicho que está dispuesto a ir a Estados Unidos si se garantizan sus "derechos". EFEUSA




Advertisement