Washington, 19 ene (EFEUSA).- Unos 50 altos funcionarios que han estado trabajando para el presidente saliente, Barack Obama, seguirán por el momento dentro del Gobierno del mandatario electo, Donald Trump, según dijo hoy el futuro portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer.

Spicer comentó en una rueda de prensa en Washington que Trump es consciente de la importancia de "garantizar la continuidad" del Gobierno y, por ello, ha pedido a 50 personas que ocupan puestos "clave" con Obama que continúen, de momento, en sus cargos.

Entre ese medio centenar de personas figuran el número dos del Pentágono, Robert Work, y el subsecretario de Asuntos Políticos del Departamento de Estado, Thomas Shannon, quienes ejercerán como jefes interinos de esas agencias hasta que el Senado confirme a los nominados por Trump para encabezarlas.

También se quedarán en sus puestos, por el momento, el administrador interino de la Agencia Federal Antidrogas (DEA), Chuck Rosenberg; el enviado especial de Obama para la lucha contra el Estado Islámico (EI), Brett McGurk; y el director del Centro Nacional Contra el Terrorismo, Nicholas Rasmussen.

Otro de los que permanecerá en su puesto es Adam Szubin, encargado de la política de sanciones a terceros países en el Departamento del Tesoro.

Trump aterrizó hoy en Washington para dar inicio a los actos de su investidura presidencial, que tendrá lugar este viernes en una ceremonia ante el Capitolio.

Spicer detalló que el magnate continúa trabajando en su discurso de investidura, del que dijo que será una "declaración muy personal y sincera" de su visión sobre EEUU, y más "un documento filosófico" que una agenda detallada de sus planes.


Advertisement

El próximo portavoz de la Casa Blanca no quiso adelantar detalles de las órdenes ejecutivas que Trump prevé firmar este mismo viernes, ya como presidente.

Sin embargo, Spicer sí anticipó que las órdenes ejecutivas sobre los tratados comerciales de Asociación Transpacífica (TPP) y NAFTA, firmado con Canadá y México, llegarán "muy pronto" porque Trump ha dejado claro que esa es una de sus prioridades, al igual que la inmigración y la creación de empleos.

Por otro lado, Spicer señaló que, por el momento, no hay programadas visitas de líderes extranjeros a la Casa Blanca la semana que viene, la primera de Trump como presidente de EEUU. EFEUSA