Nueva York, 19 ene (EFEUSA).- El presidente electo, Donald Trump, completó hoy la formación de su futuro gobierno con la elección del exgobernador de Georgia Sonny Perdue para la cartera de Agricultura, que se suma a un equipo que no tendrá ningún representante latino.

La elección de Perdue cierra una lista que comenzó Trump el 13 de noviembre, cinco días después de las elecciones, con la designación de Reince Priebus como jefe de Gabinete y que fue seguida por el nombramiento de sus futuros secretarios y de otros altos cargos.

Ninguno de los más altos funcionarios, sin embargo, tiene origen latino, una de las comunidades con mayor peso en el país y que en estados como Nuevo México representa casi la mitad de la población y en California o Texas cerca del 40 %.

Es la primera vez desde 1988 que no hay un representante hispano en un gobierno estadounidense, a pesar de que los latinos representan ahora el 17 % de la población total y que si en 1990 eran 22 millones, en el censo de 2014 llegaron a 55 millones.

"Se está eligiendo a los mejores y a los más brillantes", afirmó hoy el portavoz del equipo de Trump, Sean Spicer, cuando fue consultado al respecto en la rueda de prensa que ofreció en la víspera de la investidura presidencial.

La cartera de Agricultura era la última en la que habían depositado las esperanzas grupos latinos para que Trump pudiera sumar a su equipo más cercano a representantes de esa comunidad, especialmente por su relación polémica con el mundo hispano.


Advertisement

Trump lanzó su campaña con una feroz crítica a los inmigrantes mexicanos porque, señaló, muchos de ellos supuestamente "están trayendo drogas, el crimen (y) a los violadores", unos comentarios que fueron recibidos con gran indignación entre grupos hispanos.

Aunque en los más de dos meses que lleva realizando gestiones se ha entrevistado con algunos representantes hispanos, finalmente no ha sumado a ninguno de ellos a su gabinete, aunque para Agricultura circulaban algunos nombres latinos como favoritos.

Spicer rechazó hoy que haya habido discriminación de parte de Trump en la elección de su equipo, y señaló que, aunque en su gabinete no hay latinos, "hay cinco mil puestos en el gobierno" donde, agregó, estará representada esa comunidad.

"Si se ve la totalidad de su Administración, la gente con la que ha hablado, la gente con la que se ha entrevistado, se ve un presidente que está comprometido con unir a este país", agregó el portavoz del equipo presidencial.

Y como muestra de la diversidad que, según Spicer, existe en el futuro Gobierno, puso como ejemplo al afroamericano Ben Carson para Vivienda, a Elaine Chao, de origen asiático, para Transporte, y a Nikki Haley, hija de emigrantes indios, como embajadora ante la ONU.

"Se ve una completa diversidad en cuanto a género, pensamiento e ideología", insistió Spicer, sin explicar a partir de qué criterios sacaba esa conclusión.

Un día antes de que se anunciara la elección de Perdue para la cartera de Agricultura, la Asociación Nacional de Funcionarios Latinos Electos y Designados (NALEO) insistió en que hay un suficiente número de "latinos cualificados" que podrían sumarse al Gobierno.

De hecho, entre los aspirantes a la Secretaría de Agricultura habían surgido como candidatos el exvicegobernador de California Abel Maldonado, de origen mexicano, y la cubana Elsa Alina Murano, entre otros.

Al final, Trump se inclinó por Perdue, que se sumará a un equipo que, según su portavoz, tiene una "gran calidad y calibre" de personas que se sumarán al nuevo Gobierno cuando quede completado el proceso de ratificación en el Senado.

Perdue fue elegido porque representa a uno de los estados con mayor peso agrícola en el país, entre otros motivos, y porque ha dedicado "toda su vida a entender y resolver los retos" de los productores agrícolas de Georgia, afirmó Trump en declaraciones recogidas en el comunicado oficial de su nombramiento. EFEUSA