Washington, 19 ene (EFEUSA).- El presidente, Barack Obama, dedicó hoy a la canciller alemana, Angela Merkel, su última llamada telefónica a un líder extranjero, en la que ambos coincidieron en que mantener unos lazos transatlánticos sólidos es "esencial" para la estabilidad del orden internacional.

Un día antes de ceder el poder a Donald Trump, Obama y su esposa, Michelle, conversaron por teléfono con Merkel y su marido, el doctor Joachim Sauer, para "expresar su aprecio por su amistad personal y sus esfuerzos para profundizar la alianza entre Alemania y Estados Unidos durante los últimos ocho años", informó la Casa Blanca.

"El presidente y la canciller coincidieron en que la cooperación cercana entre Washington y Berlín y entre Estados Unidos y Europa es esencial para asegurar un sólido vínculo transatlántico, un orden internacional basado en normas y la defensa de los valores que han hecho tanto para potenciar el progreso humano en nuestros países y en todo el mundo", indica el comunicado oficial.

"Dados sus ocho años de amistad y alianza, el presidente expresó que tenía sentido que su última llamada a un líder extranjero fuera a la canciller Merkel, y le deseó todo lo mejor en el futuro", concluye la nota.


Advertisement

Con su defensa de los lazos transatlánticos, Obama y Merkel enviaron un mensaje indirecto a Trump, quien el pasado fin de semana se reafirmó en su idea de que la OTAN está "obsoleta" y pronosticó que, además del Reino Unido, más países abandonarán la Unión Europea (UE) porque es "básicamente un vehículo para Alemania".

En una entrevista concedida a los diarios alemán "Bild" y británico "The Times", Trump también criticó directamente a Merkel, al considerar que su política de acogida a los refugiados ha sido un "error catastrófico".

Pese a esas declaraciones, Merkel ha expresado su confianza en que su Gobierno pueda colaborar con el de Trump, y ha pedido no adelantarse a los acontecimientos y esperar para ver "qué tipo de acuerdos" se pueden conseguir con el nuevo Gobierno.

Obama hizo este miércoles otras dos llamadas de despedida a líderes extranjeros: el presidente de India, Narendra Modi, y el de Afganistán, Ashraf Ghani, una conversación en la que también participó el jefe del Ejecutivo afgano, Abdulá Abdulá.

A Ghani y Abdulá les agradeció "su compromiso con el pueblo afgano" y les pidió "continuar sus esfuerzos para mejorar la unidad nacional" tras más de una década de conflicto que aún no se ha cerrado del todo, dado que no ha habido un proceso de paz con los talibanes, por lo que EEUU mantiene aún 8.400 soldados en el país.

Con Modi revisó "los esfuerzos conjuntos de cooperación, incluido en defensa, en energía nuclear para fines civiles, y en la mejora de los lazos entre ambos pueblos", según la Casa Blanca.

El vicepresidente de EEUU, Joseph Biden, hizo también este miércoles sus últimas llamadas, en su caso al primer ministro de Grecia, Alexis Tsipras; al primer ministro de Kosovo, Hashim Thaci; al primer ministro iraquí, Haider al Abadi; y al presidente de Chipre, Nicos Anastasiades; además de al líder turcochipriota, Mustafa Akinci. EFEUSA