Washington, 26 ene (EFEUSA).- El presidente, Donald Trump, desató hoy una crisis con México por sus amenazas para que ese país vecino pague el muro que él ha ordenado construir en la frontera común, que derivó en la cancelación de la reunión con su homólogo mexicano, Enrique Peña Nieto, del próximo martes en la Casa Blanca.

Tras firmar este miércoles una orden ejecutiva para comenzar "en meses" la construcción de ese muro con el objetivo de frenar la inmigración ilegal al país, a primera hora de hoy Trump amenazó con cancelar su reunión con Peña Nieto si México no estaba dispuesto a pagar por esa "tan necesaria" barrera.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, durante su visita como candidato presidencial a México el 31 de agosto de 2016, en una reunión con su homólogo mexicano, Enrique Peña Nieto, en la residencia presidencial de Los Pinos. Las relaciones entre México y EE.UU. llegaron a un punto de tensión inédito en muchos años, después de que Peña Nieto cancelara hoy su viaje de la próxima semana a Washington para reunirse con Trump por los planes de su homólogo estadounidense contra el país latinoamericano. ( EFE/Jorge Núñez)

"Si México no está dispuesto a pagar el tan necesario muro, entonces sería mejor cancelar la inminente reunión (con Peña Nieto)", señaló Trump en su cuenta personal de Twitter, que sigue usando pese a que tiene, además, la oficial asignada al presidente (@POTUS).

La respuesta de Peña Nieto no se hizo esperar y también llegó a través de Twitter. "Esta mañana hemos informado a la Casa Blanca que no asistiré a la reunión de trabajo programada para el próximo martes con el @POTUS", afirmó el mandatario mexicano.

Sin embargo, Peña Nieto reiteró la voluntad de México "de trabajar con los Estados Unidos para lograr acuerdos en favor de ambas naciones".


Advertisement

Poco después, en un discurso desde Filadelfia (Pensilvania), donde asistió a una reunión invernal de congresistas republicanos, Trump detalló que la suspensión de su encuentro con Peña Nieto fue de mutuo acuerdo.

"El presidente de México y yo hemos acordado cancelar nuestra reunión planeada para la semana próxima", explicó Trump.

"A menos que México vaya a tratar a Estados Unidos de forma justa, con respeto, esa reunión sería estéril y quiero seguir una ruta diferente. No tenemos opción", argumentó el mandatario.

Para Trump, que México trate de manera justa y con respeto a EEUU significa que el país vecino acepte pagar el muro, algo que ha rechazado rotundamente Peña Nieto y que reiteró este miércoles en un mensaje televisado.

Trump, por su parte, repitió hoy que ha "dejado claro" al Gobierno mexicano que los estadounidenses "no pagarán" ese muro, al enfatizar la importancia de la seguridad fronteriza.

Mientras, también desde Filadelfia, los líderes republicanos de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, y del Senado, Mitch McConnell, cifraron hoy el coste estimado de ese muro en una cantidad de 12.000 y 15.000 millones de dólares.

En febrero de 2016, en plena campaña electoral, Trump dijo que calculaba que construir el muro costaría alrededor de 8.000 millones de dólares.

Ambas cifras son, no obstante, inferiores a los cálculos independientes como el del grupo Bernstein de Investigación, que situaron la factura total entre los 15.000 y los 25.000 millones.

Al regreso de Filadelfia a Washington, el portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, adelantó que Trump pretende fijar un impuesto del 20 % sobre las importaciones procedentes de México para costear el muro.

El portavoz describió a los periodistas esa medida como una decisión ya tomada por Trump y que el presidente quiere incluir dentro de una reforma fiscal más amplia que pretende negociar con el Congreso.

Spicer recordó que EEUU tiene un déficit comercial con México, que asciende a 60.000 millones de dólares anuales, y tomó como ejemplo la cifra de 50.000 millones para explicar que si se aplica ese impuesto del 20 % sobre esa cantidad se obtendrían 10.000 millones al año y se pagaría "fácilmente el muro solo a través de ese mecanismo".

Ese impuesto a las importaciones mexicanas "proporciona claramente la financiación" para el muro "y lo hace de una manera en la que el contribuyente estadounidense es totalmente respetado", subrayó el portavoz.

Por otro lado, antes de las declaraciones de Trump desde Filadelfia y tras conocer la decisión de Peña Nieto de no viajar a EEUU, Spicer dijo que iban a tratar de programar otra reunión entre los dos mandatarios.

"Buscaremos una fecha para concertar algo en el futuro. Mantendremos las líneas de comunicación abiertas", comentó a los periodistas Spicer.

En la reunión cancelada del próximo martes, Trump y Peña Nieto preveían abordar, además del tema del muro, la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) que el presidente de EEUU quiere llevar a cabo con los otros dos países miembros, Canadá y México.

Tanto en sus tuits como en sus declaraciones desde Filadelfia, Trump insistió hoy en que el TLCAN, firmado hace 20 años, ha sido "un desastre total" para EEUU, porque ha provocado un déficit comercial con México "de 60.000 millones de dólares al año" y la pérdida de "millones de empleos" en el país por el cierre de fábricas. EFEUSA