México, 27 ene (EFEUSA).- Los presidentes de México, Enrique Peña Nieto, y de EE.UU., Donald Trump, acordaron hoy resolver sus diferencias sobre el pago del muro fronterizo como parte de una discusión integral de todos los aspectos de la relación bilateral, informó la Presidencia mexicana.

En un comunicado, detalló que los mandatarios también convinieron, en una conversación telefónica de una hora acordada por sus equipos de trabajo, "por ahora ya no hablar públicamente de este controversial tema".

Los "presidentes reconocieron sus claras y muy públicas diferencias de posición en este tema tan sensible", pero acordaron resolverlas "como parte de una discusión integral de todos los aspectos de la relación bilateral".

Además, Peña Nieto y Trump "han instruido a sus equipos a continuar el diálogo para fortalecer esta importante relación estratégica y económica de manera constructiva".

La Presidencia dijo que se trató de una "conversación constructiva y productiva en torno a la relación bilateral entre ambos países", incluyendo el tema del déficit comercial de Estados Unidos con México.

Durante la llamada también se abordó "la importancia de la amistad entre nuestras naciones, y la necesidad de que nuestros países trabajen juntos para detener el tráfico de drogas y el flujo ilegal de armas", agregó.

Trump dijo que la conversación con Peña Nieto fue "muy buena" y reiteró que su intención es buscar "una relación justa" con el país vecino, en una rueda de prensa conjunta con la primera ministra británica, Theresa May.


Advertisement

La llamada telefónica tuvo lugar un día después de que la relación entre ambas naciones se tensara a raíz de la cancelación de la reunión del presidente mexicano con Trump, programada para el próximo martes.

Peña Nieto anunció su decisión unas horas después de que su colega estadounidense amenazara con anular el encuentro si México no estaba dispuesto a pagar la construcción inmediata del muro en la frontera común ordenada por él el miércoles pasado, algo a lo que el Gobierno mexicano se opone rotundamente.

El portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, sugirió el jueves la posibilidad de financiar la construcción con un arancel del 20 % a las importaciones procedentes de México, lo que -según hizo notar el canciller mexicano, Luis Videgaray- haría que el consumidor de EE.UU. terminase pagando el muro.

Trump ha dicho que el costo del muro a lo largo de toda la frontera común -de entre 12.000 y 15.000 millones de dólares según el Congreso de EE.UU.- será "reembolsado al 100 %" por México. EFEUSA