CIUDAD DE MÉXICO 27-Ene .- El episodio diplomático actual entre los Gobiernos de México y Estados Unidos es el más "fuerte" desde la expropiación petrolera en la década de los 30, consideró Tonatiuh Guillén, presidente del Colegio de la Frontera Norte (Colef).

"Este escenario nuevo, sin duda es de tensión. De la expropiación petrolera para acá, yo creo que es el más fuerte, por lo menos en el diálogo entre Ejecutivos; (es el más fuerte) de la últimas décadas, es un escenario crítico", manifestó.

"No llamaría ruptura a lo que está ocurriendo, pero sí un reacomodo, un reposicionamiento fuerte, pero también con sus oportunidades, el primer punto es ser enfático en el México (como) nación soberana, y dos, también ser enfático en que la comunicación no se agota con Trump".

Guillén recordó que ha habido peores episodios diplomáticos entre ambos países, como la guerra del Siglo XIX, la invasión a Veracruz a principios del Siglo XX, las tensiones por el inicio de la Segunda Guerra Mundial, y la propia expropiación petrolera.

"Ha habido episodios duros, son momentos críticos que ya han existido y que este no lo veo de la misma escala porque además se trata de un Gobierno de Estados Unidos que está siendo cada vez más rechazado internamente por los incendios que (Trump) está generando", apuntó.

"Aquí es donde hay que recuperar historia, hay que asumir que México es mucho más que ese diálogo, y que momentos más duros se han superado", agregó el Sociólogo y Doctor en Ciencias Sociales.


Advertisement

En entrevista, el también profesor e investigador estimó que pese a la "confrontación" sobreviven tres enormes piezas de la relación, como son las estructuras económicas, la interacción a nivel de sociedades y la oposición interna.

"Esas placas tectónicas no son susceptibles de rupturas voluntaristas, son mucho más potentes y trascendentes, y esperaría que finalmente la racionalidad y la inercia de estas fuerzas finalmente se impongan, porque esto de Trump es un contrasentido histórico en todos los sentidos.

"En el corto plazo puede ser que sí (escale la confrontación), en verbos, en declaraciones locas, que es especialista ese señor, también en mentiras, pero en el fondo, la dinámica de estructuras () deberá llevar las cosas a su nivel espero que en el corto plazo", apuntó.

El especialista afirmó que la posición asumida por Trump en temas como la construcción del muro, ha implicado un trato hacia México como nación subordinada, aunque consideró que también es una oportunidad para repensar y reajustar el desarrollo nacional.

"Pueden realmente encontrarse otras rutas, México no es una Nación incapaz, todo lo contrario, entonces hay que reajustar rutas y a lo mejor dentro de lo difícil también hay oportunidades, pero hay que repensar en las dinámicas de desarrollo, hay que reajustar criterios, hay que mover prioridades.

"Incluso yo llamaría a una estrategia que le podemos llamar de una economía hacia la calidad de vida directamente, o sea, una economía que nos mueva con otros criterios y no necesariamente estar pensando en las grandes transnacionales como alternativa, sino también en las capacidades internas, que son muchísimas", añadió.