Jackie Bracamontes
Jackie Bracamontes posa a su llegada a la decimoquinta edición de los Grammy Latino, en noviembre del 2014. (EFE/PAUL BUCK)

Los Ángeles, 26 ene (EFEUSA).- La mexicana Jacqueline Bracamontes considera que "hoy más que nunca" es necesario que el público latino encuentre en el cine historias que hagan reír y pasar un buen rato para "desconectar" de las decisiones del presidente Donald Trump, contra las que receta "unión" y "fuerza".

"Era obvio que Trump iba a construir el muro porque fue un lema que le funcionó mucho en campaña y la gente se volvía loca", indicó la actriz en una entrevista con Efe.

"Creo que el muro es más significativo que otra cosa. No es que se pueda cruzar simplemente caminando. Su significado me provoca rabia y tristeza", agregó.

"Es un momento donde los latinos debemos unirnos, demostrar nuestra fuerza y de lo que somos capaces", valoró. "Y hay que intentar ver un lado positivo a todo esto. Aún lo estoy buscando, pero debe haber uno", señaló la ex Miss México del año 2000.

Bracamontes indicó que en México y, en general, en toda Latinoamérica se respira un ambiente de "incertidumbre" por la llegada a la Casa Blanca de Trump, con el que "se percibe una fuerte discriminación hacia los latinos".

"Habíamos avanzado a pasos agigantados hacia la igualdad, el amor, el respeto y la tolerancia. Ahora damos varios pasos atrás con esta persona. Es muy triste", afirmó.


Advertisement

Bracamontes estrena mañana, viernes, la comedia "Un padre no tan padre", dirigida por Raúl Martínez y protagonizada por Héctor Bonilla, Benny Ibarra, Sergio Mayer y la propia Bracamontes.

"El objetivo de la película es divertir. Necesitamos un desahogo para desconectar, para reír y pasarla bien. Los latinos necesitan un momento así, que les permita recordar y valorar su tierra", reflexionó la actriz.

"La película les llegará al corazón y les hará salir del cine con un sentimiento bonito. Hoy, más que nunca, es necesario que tengan ese espacio en el cine ante tantas situaciones complicadas que están sucediendo en el país", agregó.

El personaje principal es don Servando (Bonilla), un amargado anciano de 85 años que es expulsado de su casa de retiro por cascarrabias y se ve forzado a vivir con su hijo Francisco (Ibarra) tras varios años de distanciamiento.

Bracamontes, que afronta un estreno estadounidense por primera vez en su carrera, encarna a la esposa de Francisco, Alma, que ve cómo la estabilidad y armonía de su hogar se ven amenazados por las costumbres chapadas a la antigua de don Servando.

"Para mí fue un amor instantáneo con este guión", admitió Bracamontes.

"Lo leí y me enamoré perdidamente de lo bien escrito que estaba, de la comedia fina que era. Me reí a carcajadas y lloré, al terminarlo. Pensé que si me provocaba eso leyéndolo, al público le encantaría verlo en la pantalla. No lo pensé dos veces", apuntó.

Las tensiones familiares que retrata la cinta no son situaciones ajenas para Bracamontes en la vida real.

"Mi suegro, que en paz descanse, tenía mucho de don Servando, aunque siempre me quiso mucho", reconoció la actriz.

"Era una persona con carácter fuerte y clavado en sus creencias. El personaje me recuerda mucho a él y me hace valorar aún más la relación que tengo con mi papá desde niña. Siempre ha sido muy cariñoso conmigo. Sé que está ahí en las buenas y en las malas", manifestó.

Bracamontes es un artista polifacética. Ha protagonizado telenovelas ("Las tontas no van al cielo" y "Sortilegio" entre otras), series de televisión ("Mujeres asesinas") y películas ("Cuando las cosas suceden"), pero no se sabría decantar por uno de esos campos en concreto.

"Amo mi trabajo en este medio y amo los retos. Cuanto más grande sea el reto, más me gusta", declaró.

No obstante, su misión principal en la vida es el cuidado de sus hijos.

"El secreto es tener bien claras tus prioridades, y mi familia y mis hijas son mi todo. Pero amo mi trabajo y quiero seguir haciéndolo, siempre que se adapte a las necesidades de mi hijas", sostuvo.

Bracamontes, que en abril publica su autobiografía, titulada "La pasarela de mi vida", desveló que sus planes de futuro pasan por convertirse en empresaria, ya que desea lanzar una línea de cosméticos y zapatos con su nombre. EFEUSA