Toronto (Canadá), 29 ene (EFE).- El Gobierno canadiense anunció hoy que ofrecerá residencia temporal a aquellos individuos que han quedado varados en Canadá tras la decisión de EEUU de prohibir la entrada a los nacionales de siete países de mayoría musulmana.

El ministro de Inmigración, Refugiados y Ciudadanía, Ahmed Hussen, anunció la medida durante una rueda de prensa convocada de urgencia.

Hussen también confirmó que la Casa Blanca clarificó a Canadá que los ciudadanos de ese país con doble nacionalidad y los residentes permanentes en Canadá procedentes de las naciones afectadas no están perjudicados por la prohibición.

"La Casa Blanca nos ha asegurado que los canadienses con doble nacionalidad no están afectados por la orden ejecutiva. También nos han asegurado que los residentes permanentes en Canadá con pasaportes de los siete países pueden entrar (en Estados Unidos)", explicó Hussen.

Los funcionarios canadienses revelaron que las autoridades estadounidenses no se percataron de que la orden ejecutivo emitida el viernes por el presidente Donald Trump afectaría a individuos con doble nacionalidad.

El Gobierno canadiense también señaló que Estados Unidos no avisó de forma previa a Canadá sobre la medida.


Advertisement

Daniel Jean, asesor de seguridad nacional del primer ministro canadiense, Justin Trudeau, declaró durante la rueda de prensa que ayer estuvo en contacto con el general Michael Flynn, el asesor de seguridad nacional de Trump, para clarificar el alcance de la orden.

Jean señaló que en su "primera conversación" fue evidente que la Casa Blanca no tenía intención de prohibir la entrada en el país a los canadienses con doble nacionalidad de los países afectados y que tras plantear la pregunta, recibió una llamada para "confirmar" que no estarían afectados.

Jean repitió que las autoridades estadounidenses no parecieron percatarse de "las consecuencias" de la orden ejecutiva presidencial.

El asesor de seguridad de Trudeau también señaló que un número reducido de extranjeros están varados en aeropuertos canadienses como consecuencia de la prohibición.

Esos individuos serán los que podrán acogerse a la oferta de residencia temporal anunciada por Hussen.

Hussen, que nació en Somalia, uno de los países afectados por el veto estadounidense, se negó a expresar su opinión sobre la medida adoptada por el presidente Trump y reiteró que Canadá seguirá siendo un país abierto a refugiados e inmigrantes.

También hoy, el consulado de Estados Unidos en Toronto informó que "suspenderá provisionalmente sus servicios al público" el lunes en respuesta a una "gran manifestación" que está prevista que se celebre mañana en las cercanías de la representación diplomática en protesta para protestar la prohibición. EFE