Chicago (IL), 1 feb (EFEUSA).- El alcalde de Chicago, Rahm Emanuel, invitó a cenar en su casa a seis estudiantes protegidos por la Acción Diferida (DACA) en una reafirmación del santuario que ofrece la ciudad a los indocumentados frente a la amenaza que representa la Administración de Donald Trump, se informó hoy.

La cena, en la que también participó el cardenal Blase Cupich, arzobispo de Chicago, se realizó en la noche del martes y sin la presencia de periodistas, según un comunicado de la Alcaldía que no reveló el nombre de los estudiantes pero difundió sus imágenes alrededor de la mesa.

Los cuatro "soñadores" nacidos en México estudian en la Aurora University y la secundaria Benito Juárez de Chicago, mientras que los otros dos proceden de Nigeria y la India, este último un estudiante musulmán de la Universidad Loyola.

"Cien años atrás la gente de Chicago abrió sus corazones y hogares a mi abuelo, cuando llegó huyendo de la persecución en Europa oriental en busca de libertad y oportunidades", declaró Emanuel en el comunicado.

"Con ese espíritu, esta noche tuve el placer de recibir a seis 'soñadores' para una cena, una conversación y la celebración de todo lo que nos une, en lugar de dividirnos", agregó.

El alcalde, que estuvo acompañado por su esposa Amy y sus hijas Ilana y Leah, destacó que Chicago es "la más americana de todas nuestras ciudades", donde todos tienen la posibilidad de mejorar sus vidas.


Advertisement

Tras el anuncio de las órdenes ejecutivas del presidente Donald Trump, que amenazan con cortar fondos federales a las denominadas "ciudades santuario", Emanuel reiteró la ordenanza que rige desde hace más de 30 años y dijo que Chicago continuará protegiendo a los indocumentados.

Además, el alcalde ha solicitado públicamente a Trump que mantenga DACA, que protege de la deportación a unos 750.000 jóvenes indocumentados.

El cardenal Cupich informó a periodistas que piensa organizar una cena similar en el arzobispado en fecha próxima.

Durante la campaña electoral, Trump prometió acabar con DACA, programa gubernamental creado en 2012 por el entonces presidente, Barack Obama, para dar un permiso temporal de residencia y trabajo a jóvenes que habían llegado al país siendo niños junto con sus padres indocumentados.

Sin embargo, desde que ganó las elecciones en noviembre pasado, Trump ha moderado su discurso hacia los "soñadores" y en una reciente entrevista con ABC News dijo que estos jóvenes no deberían "preocuparse".

Por contra, el republicano firmó la semana pasada una orden ejecutiva que busca retirar fondos federales a las "ciudades santuario", jurisdicciones que rechazan destinar fondos y esfuerzos para cooperar con programas federales que no son de obligatorio cumplimiento, como las detenciones prolongadas de inmigrantes sin orden judicial.

Emanuel, que fue jefe de Gabinete de Obama en su primer mandato y antes de llegar a la Alcaldía de Chicago, se ha mostrado uno de los grandes defensores de los "soñadores" y del papel que pueden jugar las "ciudades santuario", junto con los regidores de Los Ángeles y Nueva York, Eric Garcetti y Bill de Blasio, respectivamente. EFEUSA