México, 2 feb (EFE).- El líder indígena Juan Ontiveros Ramos fue asesinado en el municipio de Guadalupe y Calvo del norteño estado mexicano de Chihuahua, 15 días después del homicidio de otro activista en la misma región, informó hoy la Fiscalía estatal.

"La Fiscalía General del Estado informa que ya se tiene plenamente identificado al autor material del crimen, que pertenece a la misma etnia (rarámuri), y a otro cómplice, quienes ya son buscados por agentes ministeriales", señaló en un boletín.

De acuerdo con la declaración del hermano de Ontiveros reportada en la investigación oficial, la tarde del 31 de enero iban a bordo de un vehículo a la comunidad de Los Flacos, cuando en el lugar llamado Coyachi fueron interceptados por una camioneta tripulada por dos hombres armados.

Estos le preguntaron a Juan por el paradero de su yerno y este dijo desconocerlo, por lo que los obligaron a bajarse del vehículo.

El hermano de Juan pudo huir hacia el monte sin darles tiempo de que le dispararan y luego escuchó varias detonaciones, de acuerdo con el informe de la Fiscalía.

Según relató, el yerno de Ontiveros aparentemente asesinó a un hijo de uno de ellos y habrían matado al activista indígena en revancha.

En el lugar de los hechos localizaron dos casquillos calibre .223 y .38 milímetros, mientras que los responsables están siendo buscados por la Justicia, señaló el escrito.


Advertisement

La Red Nacional de Organismos Civiles "Todos los Derechos para Todas y Todos" consideró "inaceptable" el asesinato de Ontiveros, parte de la comunidad indígena de Choréachi, y pidió a las autoridades "investigar los hechos" y "garantizar la seguridad".

"Es imprescindible tomar medidas de protección a las comunidades indígenas de la Sierra Tarahumara", apuntó la agrupación.

La versión de los hechos recabada por la red difiere de la ofrecida por la Fiscalía estatal, pues asegura que este "reconocido líder indígena" fue secuestrado el 31 de enero y asesinado el 1 de febrero.

"Días antes de ser asesinado, el defensor -y comisariado de policía de la comunidad- estuvo en una reunión con integrantes de Alianza Sierra Madre y el Centro de Derechos Humanos de las Mujeres", entre otras entidades, discutiendo el conflicto territorial y la seguridad en la zona, señaló.

Este asesinato se da apenas 15 días después del de Isidro Baldenegro, galardonado en 2005 con el Premio Ambiental Goldman por su defensa de los bosques de la Sierra Tarahumara.

Este crimen fue repudiado por el relator de personas defensoras de derechos humanos de la ONU, Michel Forst, y Amnistía Internacional (AI), entre otras instituciones. EFE