Miami, 8 feb (EFEUSA).- Un grupo de personas que se encontraba fuera del club gay Pulse de Orlando (Florida) cuando en junio pasado un hombre armado mató a 49 personas en su interior reclama su derecho a ser compensado económicamente como los supervivientes y familiares de las víctimas, informaron hoy medios locales.

En un correo electrónico enviado al alcalde de Orlando, Buddy Dyer, varias personas expresaron su desacuerdo por quedar excluidas de los fondos de compensación, que totalizan 29,5 millones de dólares, según el canal NBC 6 South Florida.

Se trata de un grupo de personas que se encontraba el 12 de junio de 2016 afuera de la discoteca de ambiente gay Pulse cuando Omar Seddique Mateen, de origen afgano, abrió fuego indiscriminadamente.

Los firmantes del correo dicen haber quedado "traumatizadas" por la matanza perpetrada por Mateen, quien dijo actuar en nombre del Estado Islámico antes de que fuerzas policiales asaltaran al club y le causaran la muerte.

Uno de los firmantes del correo electrónico señala que él y su novio se hallaban en la zona de estacionamiento de autos, fuera de la discoteca, cuando Mateen, fuertemente armado, penetró en el interior del local, donde se celebraba la Noche Latina y abrió fuego contra los clientes, la mayoría jóvenes de origen puertorriqueño.

Poco antes de morir por los disparos de las fuerzas del orden, en las conversaciones que mantuvo con el teléfono de emergencia 911 Mateen juró lealtad a Abu Bakr a-Baghadadi, el líder del grupo terrorista Estado Islámico, y pidió que EE.UU. dejara de bombardear Siria. EFEUSA



Advertisement