Adele, ganadora de Grammys 2017.
Adele, ganadora de Grammys 2017. (EFE)

LOS ÁNGELES, EU 13-Feb .- Adele, la gran ganadora de los premios Grammy, está dispuesta a pagar una sanción económica si la llegan a multar por soltar la expresión "fuck" durante la transmisión televisiva del domingo pasado.

"No me importa, así hablo y me encanta ser así. Dos cosas no tolero: que me digan cómo debo hablar y que odien a Beyoncé. Quien odia a Queen B no puede estar junto a mí, no puedo con eso, ella es genial, es realmente genial", compartió la cantante en entrevista después de adjudicarse los premios a Mejor Álbum, Grabación y Canción del Año por "Hello".

La intérprete haría un homenaje al fallecido George Michael, pero interrumpió la canción "Fast Love", según ella por fallas técnicas, y volvió a cantarla desde el principio, ante la sorpresa de la audiencia.

"¡Ay Dios! Yo estaba muy emocional, y cuando me enteré que haría esto, no podía dejarlo pasar. Lloré cuando supe la noticia de George Michael, por quien siempre tuve una empatía muy especial, lo admiré profundamente por su forma de vencer los obstáculos y por su manera de contrarrestar, sin medirse, esa saña con la que lo atacaba siempre la prensa británica.

"Porque déjenme decirle, ustedes son lindas personas comparados con la prensa británica, se pueden poner muy duros; 'Fast Love' fue una canción muy significativa para mí, de un hombre muy significativo para mí. Siempre lo voy a extrañar".

Risueña, bromista y siempre soltando palabras que podrían ser censuradas en la televisión, Adele Adkins dijo que dedicaba su triunfo en los Grammy a sus ex novios y a la gente ventajosa que le dio la inspiración para crear su disco 25.


Advertisement

"Es increíble pensar por las fases que pasé, hubo canciones que se las dediqué a mis ex novios, a personas que me hicieron daño, a gente odiosa que hay en todas partes, a todos ellos les digo 'gracias', aunque mejor creo que pienso 'jódanse todos'.

"Cuando pensé en 'Hello' para hacer la canción era aún más triste, más deprimente, porque no sabía si ponerle 'Hello Sadly and Sorry' o 'Hello Lastly', aún más deprimente. estaba yo totalmente jodida, pero pasó y ahora estoy súper súper súper feliz", expresó.

Tras imponerse como la única artista que ha logrado en su palmarés, dos veces, el galardón en Álbum, Grabación y Canción del Año, la estrella de 28 años dijo que sería una ingrata si se quejara por algo, ya que a ella misma le sorprendió haberle ganado a Beyoncé.

"Ya pasaron esos días en que quería ser una Spice Girl o me veía cantando como corista de Beyoncé. Cuando Beyoncé cantaba 'No No No' (con Destiny's Child) yo me aloqué y retomé ese gusto que había perdido por el R&B.

"Y lo sentí de nuevo con Lemonade, que para mí fue el mejor disco del año. La adoro, la amo. Hablé con ella antes y después y le dije que me sentía honrada por compartir nominaciones. Es una reina", expresó sobre la texana.

ASÍ LO DIJO

"No podría haber pedido más, me siento tan contenta, tengo un hijo y una pareja maravillosos, he conocido a gente despreciable y a gente formidable, he andado por ambos caminos y disfruto lo que he pasado".

Adele, cantante.