Si bien es verdad que este gobierno parece tener una guerra en contra de los inmigrantes sin documentos, desgraciadamente, su antagonismo no está enfocado tan solo en ellos. Varios de los temas que nos preocupan a todos, están en el aire gracias a sus acciones ejecutivas y elecciones de miembros de su gabinete.

Guerra ambiental

En primer lugar, una guerra ambiental también se está gestando en esta reciente administración.

Scott Pruitt, el nuevo director de la Agencia Ambiental Estadounidense (EPA) y quien fuera aliado cercano de la industria petrolera, no solo se prepara para desmantelar los planes de Obama para proteger el ambiente, sino también para reducir regulaciones en la industria, lo que creará problemas de polución del aire y el agua, y a la vez problemas de salud en la población.

Apenas hace un par de días salió una nota de EFE en la que se relacionaba la contaminación del aire con la propensión de niños hispanos obesos a padecer diabetes.

Como dije en un artículo anterior, "la contaminación del aire discrimina". Generalmente, las zonas más contaminadas del país son también las más pobres, aquellas en donde tiene que vivir la clase baja -con gran cantidad de hispanos- y en donde hay muy poca regulación ambiental. Con Pruitt al mando de la EPA, solo puede esperarse que esto empeore.

Guerra económica

En segundo lugar, por el lado de la economía, el haber confirmado a un ex banquero de Goldman Sachs -Steven Mnuchin- como Secretario del tesoro, parece ser que tuvo el efecto negativo que se esperaba. Pues ya el gobierno decidió quitar las regulaciones impuestas por Obama sobre Wall Street, esto después de los excesos y fraudes que provocaron la caída de la economía global.

Así que en lugar de aplicar esas regulaciones, las cuales fueron impuestas para proteger a la gente de la voracidad y la avaricia de Wall Street, simplemente se deshicieron de ellas.

Se podría decir que la administración de Trump también estuviera produciendo una guerra en contra de la clase baja, la cual al fin y al cabo, terminará pagando el pato tanto en lo económico como en lo ambiental. Dentro de esto, cabe también mencionar la salud pública.

Guerra contra la salud pública

Ya de todos es sabida la poca predilección que nuestro nuevo gobierno tienen por el Obamacare. Sin embargo, su plan inicial de "rechazar y reemplazar" simplemente hemos visto que no funciona. En pocas palabras, no existe aun un plan viable que pueda tomar el lugar del seguro creado por la administración de Obama.

Todavía estamos en el proceso de ver que sucederá en este respecto. Aunque no nos engañemos, muchísima gente podría quedar sin seguro médico gracias a las acciones del gobierno.

Guerra contra islámicos

Lo curioso de esta posición de Trump en contra de aquellos que profesan el Islám o provienen de países de mayoría islamíca, es que ningún estadounidense fue asesinado es este suelo por ciudadanos de ninguno de esos países (Iran, Iraq, Libya, Somalia, Sudan, Siria y Yemen) entre 1975 y 2015, según las estadísticas registradas por el conservador Instituto Cato.

Sin embargo, aquellas naciones como Arabia Saudita, los Emiratos Árabes Unidos y Egipto, gozan aun del privilegio de ingreso; aun cuando 3,000 americanos han sido asesinados en nuestro suelo por ciudadanos de esas naciones.

¿Por qué no vetar entonces estos últimos paises si tiene más sentido? Pues para empezar, muy probablemente porque Trump tiene contratos multimillonarios para construir en estos paises, lo cual muestra un claro conflicto de intereses por parte de un presidente que se ha negado a rescindir de la posesión total de sus negocios

Guerra fronteriza contra México

"I won't pay for that fucking wall", es lo que el ex presidente Vicente Fox dijera cuando le preguntaran sobre los planes de Trump de construir un gran muro en la frontera y hacer que México pague por él. Aunque si bien es verdad que no le correspondía ya al ex mandatario decidir sobre dicha medida, se puede decir que su reacción muestra claramente la posición de toda la nación mexicana al respecto, esto después de las palabras fuertemente ofensivas que usara el entonces candidato de cabello anaranjado en contra de los mexicanos que ingresaban al país sin documentos.

Hasta la fecha, se ha dado un toma y daca entre Trump y Enrique Peña Nieto, presidente de mexico sobre este tema.

La última desición del presidente estadounidense sobre el muro, fue la de cobrar impuestos sobre productos importados mexicanos, y a través de ello, pagar dicha construcción. Sin embargo, está claro que la gente en EE.UU. terminaría pagando con la subsecuente subida de precios sobre productos importados provenientes de México, cosa por la cual la prensa americana ha criticado duramente al magnate presidencial.

Guerra contra la prensa

Y al final, ¿qué decir de la guerra de Trump en contra de la prensa? Cualquiera que critique a su gobierno, está expuesto a ser denunciado como productor de "noticias falas", como le ha pasado a la cadena CNN. Esto es simplemente irónico, ya que es un hecho sabido que el mismo Trump ha creado argumentos basados en hechos falsos o en datos inflados.

Nada más hay que ver un video de YouTube en el que un reportero le reprocha al presidente el haber dicho que su elección fue, después de la de Reagan, la que más miembros del Colegio Electoral tuvo a favor. Inmediatamente el miembro de la prensa le demuestra, -con datos reales, no "alternos"-, que está inventando falsedades nuevamente, puesto que Obama ganó más votos que este. Ante esto, el presidente dice que hablaba de presidentes republicanos. El reportero una vez más expone sus fabricaciones, diciéndole que Bush recibió más votos también. Trump termina diciéndole que esos fueron los datos recibió.

Más irónico aun es pensar que dicen muchos de sus adeptos creen que Trump es una persona franca y sincera, que "he tells it like it is!"

En resumidas cuentas, parece que Trump está en guerra con muchas cosas. Y son tantas, que resulta abrumador tratar de cubrir toda nueva orden ejecutiva que firma.

Y también es verdad que aunque los hispanos solemos ser algo chauvinistas, enfocándonos simplemente en el problema de la inmigración. Aunque en realidad, todos estos aspectos en los que está metiendo su mano este hombre, terminarán afectándonos a todos directamente a corto y largo plazo.

Mándenos sus comentarios a: rmsandoval@live.com

NOTAS RELACIONADAS: