Austin (TX), 23 feb (EFEUSA).- La Corte Federal de Apelaciones del Quinto Circuito dio hoy luz verde para que Texas restaure una ley estatal de 2015 que agregó penas criminales por albergar u ocultar inmigrantes que están en territorio estadounidense de manera ilegal.

En su escrito, al que tuvo acceso Efe, la Corte de Apelaciones rechazó una demanda contra esta normativa y restableció la previsión incluida en la ley de Texas HB 11, una legislación orientada a reforzar la seguridad fronteriza, que declara ilegal "animar o inducir a personas a entrar o permanecer ilegalmente en Estados Unidos ocultándolos, albergándolos o protegiéndolos de la detención".

Hace diez meses, el juez federal de distrito David Ezra bloqueó esta ley y rechazó los argumentos de los funcionarios texanos, que defendieron entonces que la normativa creó una nueva ofensa criminal que se aplicaba sólo a los traficantes de personas y contrabandistas.

El bloqueo de este juez surgió a raíz de una demanda del Fondo México-Estadounidense para la Defensa Legal (MALDEF, en inglés), que aseguró el año pasado que esta cláusula viola la Cláusula de Supremacía de la Constitución de Estados Unidos debido a que la ley de inmigración es sólo una responsabilidad federal.

La demanda fue presentada en nombre de dos propietarios que alquilan vivienda y no piden como condición a sus inquilinos el demostrar su estatus migratorio y en representación también de Raíces, una organización que ofrece servicios legales y de albergue a inmigrantes indocumentados.


Advertisement

No obstante, los jueces de la Corte Federal de Apelaciones del Quinto Circuito, con sede en Nueva Orleans (Luisiana), desestimaron hoy esta demanda, apuntando que los denunciantes "no pueden demostrar una amenaza creíble de procesamiento".

"Debido a que no hay una interpretación razonable por la cual el simple hecho de alquilar una vivienda o proporcionar servicios sociales a un extranjero ilegal constituya proteger a esa persona de la detección, revocamos la orden judicial", escribió hoy el juez Jerry Smith.

MALDEF, que interpuso la demanda contra Texas en enero del año pasado, asegurando que el estado de la estrella solitaria ya tenía leyes suficientes para proteger a la sociedad del tráfico de personas, valoró positivamente que la Corte de Apelaciones especifique qué se entiende por albergar de manera ilegal.

"El Quinto Circuito nos proporcionó hoy una definición exacta de lo que significa albergar, lo que evitará que los agentes de la ley de Texas arresten a los trabajadores humanitarios y a los terratenientes que simplemente proporcionan refugio o conducen negocios con inmigrantes indocumentados, como nuestros clientes", explicó a Efe Nina Perales, directora de litigios del MALDEF.

Uno de los primeros en reaccionar a la decisión de la corte federal fue el fiscal general de Texas, el republicano Ken Paxton, quién celebró a través de un comunicado el fallo, ya que señaló que permitirá al estado sureño "combatir el contrabando ilegal de personas manejado por bandas trasnacionales y perpetradores del crimen organizado, no sólo en la frontera, sino en todo Texas". EFEUSA