Personas detenidas
Personas detenidas esperan su turno en la cárcel de la Cuarta Avenida este 22 de febrero 2017, en Phoenix, Arizona. Los cambios en las políticas del sucesor del polémico Joe Arpaio en la Oficina del Alguacil del Condado de Maricopa (MCSO) en Arizona, Paul Penzone, quedan patentes con la liberación de una treintena de personas que estaban detenidas por orden del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE). (EFE/Thomas Hawthorne/POOL)

Tucson (AZ), 23 feb (EFEUSA).- Los cambios en las políticas del sucesor del polémico Joe Arpaio en la Oficina del Alguacil del Condado de Maricopa (MCSO) en Arizona, Paul Penzone, quedan patentes con la liberación de una treintena de personas que estaban detenidas por orden del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE).

Los cambios instaurados por el alguacil Penzone le han puesto en medio del debate migratorio ya que se dan al mismo tiempo que las nuevas directrices migratorias de la Administración del presidente Trump, que ordenan a los agentes de inmigración capturar, identificar y deportar de manera rápida a los inmigrantes indocumentados que viven de manera "ilegal" en el país.

Penzone, quien terminó con una cooperación de años, iniciada por el exalguacil Arpaio, anunció el pasado viernes que su departamento policial ya no mantendría detenidos a inmigrantes indocumentados, a solicitud de ICE, una vez que estos sean puestos en libertad por las cortes.

Así, desde el anuncio y hasta el día de ayer la oficina ha liberado a 33 personas consideradas de "interés" para ICE.

El portavoz de MCSO, Joaquín Enríquez, dijo hoy a Efe que en el pasado la oficina detenía hasta por un periodo adicional de 48 horas a inmigrantes que eran solicitados por ICE como una forma de "cortesía" hasta que los agentes federales llegaban a detenerlos.


Advertisement

"Las cortes han dicho que no podemos detener a las personas más tiempo de lo que dicta la ley, si lo seguimos haciendo podríamos enfrentar demandas legales", explicó.

Señaló también que desde el pasado viernes han estado notificado a ICE de la liberación de los detenidos con un periodo de ocho horas de anticipación, pero ningún agente llegó a detener a los indocumentados liberados.

No obstante, la portavoz de ICE en Arizona, Yasmeen Pitts Okeefe, confirmó que MCSO efectivamente notificó a la agencia federal de la liberación de 24 de las 33 personas liberadas hasta el momento, pero indicó, como el cambio de política de MCSO prohíbe a los agentes de ICE detener a las personas dentro de las cárceles, los oficiales han tenido que esperar a las afueras en los estacionamientos o en las calles para tratar de detenerlos.

Detalló que de los 33 inmigrantes indocumentados que fueron dejados en libertad por MCSO, cinco ya han sido arrestados.

La vocera aseguró que entre la gente que está siendo liberada y puesta en las calles se encuentran personas con convicciones relacionadas con drogas, conducir bajo la influencia del alcohol y otros que se han resistido anteriormente a un arresto, algo que en su opinión pone en riesgo a los oficiales de ICE.

"Estamos trabajando junto con ICE para tratar de solucionar este problema", matizó Enríquez sobre la presencia de ICE en las afueras de las cárceles de MCSO.

"El alguacil Penzone no quiere que pase algo a las afueras de sus cárceles, estamos dialogando con ICE tratando de implementar una póliza lo más pronto posible para evitar un incidente", agregó el vocero de MCSO.

Para activistas como Carlos García, representante del grupo Puente en Arizona, las personas que hasta el momento han sido liberadas por MCSO y no fueron arrestadas por ICE todavía no se encuentran fuera de "peligro".

"Estas personas corren el riesgo de que ICE vaya hasta sus casas para detenerlos", dijo García quien aseguró que hasta el momento su organización no ha recibido ninguna notificación de que haya ocurrido.

García consideró la decisión de Penzone de no retener a las personas que son solicitadas por ICE por más tiempo de lo que requiere la ley, como un paso "positivo" para terminar con las políticas discriminatorias del exalguacil Arpaio.

No obstante, indicó, que continuarán trabajando para que termine por completo la cooperación de este departamento policial con las autoridades migratorias.

Penzone, quien juramentó como alguacil el pasado 1 de enero reemplazando al controvertido alguacil Joe Arpaio, aclaró que no retirará a los agentes de ICE de las cárceles y agregó que continuarán dando facilidades para que la agencia federal identifique y entreviste a todas las personas que son llevadas a las cárceles del condado Maricopa.

De acuerdo a cifras de MCSO, en el 2016 se entregaron 2.581 detenidos a ICE, mientras que durante el presente año se han entregado otros 249. EFEUSA