CIUDAD DE MÉXICO 27-Feb .- El Senado realizará ajustes a la propuesta presidencial para facilitar la revalidación de estudios de los migrantes que sean deportados a México desde Estados Unidos.

De acuerdo con el anteproyecto de dictamen, que será discutido este lunes en comisiones, los legisladores pretenden realizar modificaciones a varios artículos de la propuesta del Presidente Enrique Peña Nieto, reformar otros que no estaban contemplados en la iniciativa y agregar cuatro transitorios.

En uno de ellos se contempla la posibilidad de poner en marcha un plan de emergencia para atender a los connacionales hoy amenazados por el Presidente estadounidense Donald Trump y que no cuenten con la documentación suficiente para realizar los trámites.

"Las autoridades educativas podrán coordinarse con otras instituciones para implementar planes de emergencia y acciones afirmativas dirigidas a atender a personas en situación de vulnerabilidad", refiere.

"Dichas medidas estarán dirigidas, de manera preferente, a quienes () enfrentan situaciones de vulnerabilidad por circunstancias específicas de () situación migratoria".

La propuesta de los senadores también contempla que no sólo las escuelas particulares autorizadas puedan realizar la revalidación, sino también las escuelas públicas, aunque no estén explícitamente facultadas por la ley.


Advertisement

"Las autoridades educativas federales y locales () podrán autorizar o delegar, según sea el caso, que las instituciones particulares con reconocimiento de validez oficial de estudios y las instituciones públicas que en sus regulaciones no cuenten con la facultad expresa, otorguen revalidaciones y equivalencias parciales de estudios respecto de los planes y programas que impartan", se establece en el documento.

Luego que el propio Gobierno federal reconoció que los estudiantes enfrentan historias de terror burocrático para conseguir la revalidación, los senadores buscan flexibilizar los trámites más allá de la propuesta del Ejecutivo.

"Las autoridades educativas e instituciones que otorguen revalidaciones y equivalencias promoverán la simplificación de dichos procedimientos, atendiendo a los principios de celeridad, imparcialidad, flexibilidad y asequibilidad", se plantea.

"Además, promoverán la utilización de mecanismos electrónicos de verificación de autenticidad de documentos expedidos fuera y dentro del sistema educativo nacional".

En el régimen transitorio, el Senado pone un plazo de 12 meses a las autoridades educativas para reglamentar los cambios.